sábado, 14 de abril de 2007

17 de abril de 1972... Los ocho van conmigo...

(foto de Aurelio González -El Popular 1972)


Cae la tierra (Poema de Saúl Ibargoyen - Voz: Elsa Mastrángelo Guitarra: Numa Moraes




El 17 de abril se cumple un nuevo aniversario de una de las fechas más trágicas que recuerde la historia uruguaya. Ese día fueron fusilados por el ejército los ocho compañeros del Seccional 20 del Partido Comunista.

Crónica de una tragedia...

"Mátenlos a todos"

Quinientos efectivos militares rodearon la manzana. A la 1.10 comenzaron a tirar con una ametralladora. El ataque duró media hora. Después hubo disparos y ráfagas aisladas hasta las 5.15. Había tiradores apostados en la azotea del entonces cine Alcázar y una gran confusión entre los que tiraban, ya que no se sabía quién daba las órdenes.
Los testigos confirmaron que desde el Seccional 20 no hubo disparos. Poco después de la una de la madrugada, los militares entraron al local y encontraron a los militantes comunistas con las manos en alto. Salieron sin ofrecer resistencia pero en ese momento se oyó un disparo que hirió al capitán Wilfredo Busconi. Alguien gritó: "Asesinos. Nos mataron a un compañero" y otro dijo: "Mátenlos a todos". Un militar vació toda la carga de una pistola contra uno de los que salió del local y los otros fueron ejecutados.
El entonces diputado Jaime Pérez señaló: "Nuestros compañeros no tenían armas, se produjeron disparos diversos, cayó herido el capitán y lo único lógico que puede pensarse es que la bala que hirió a Busconi debe buscarse entre las que disparaban diversos sectores de las Fuerzas Armadas".
Uno de los vecinos dijo: "Vi cómo los fusilaron y cómo a uno de ellos lo golpearon con la cantonera del fusil estando arrodillado". Contó que uno de los heridos, Raúl Gancio, que había quedado en la pared de la ferretería, reclamó durante horas que no lo dejaran morir desangrándose porque tenía una hija y que lo llevaran al hospital. Murió desangrado. El testimonio fue respaldado por el senador del Partido Colorado Amílcar Vasconcellos.
Jaime Pérez denunció a la Cámara de Representantes que "a la 1.30 de la madrugada ya había dos ambulancias de Salud Pública, con sus médicos y personal respectivo, que ansiaban socorrer y salvar la vida a los que estuvieran heridos de gravedad. Sin embargo, no se les permitió aproximarse hasta las 7.30 de la mañana. Es decir que estuvieron seis horas plantados mientras dos de estos compañeros se desangraban y por esa vía morían".
Uno de los vecinos testimonió: "Siendo las 5 de la mañana, quisimos salir con un médico para prestar asistencia a dos heridos que estaban tirados en la calle y todavía se movían. Varios soldados nos lo impidieron violentamente.”

Los mártires de la 20

Luis Alberto Mendiola

“Tiene 46 años y casi los mismos de comunista. Todos lo recordarán por su alegría y por su compromiso sin límites con la causa partidaria sólo comparable a su pasión por la pesca, los niños y un saber de enciclopedia en materia de plantas e insectos.
Mendiola es un militante profesional, funcionario del Partido Comunista. Su tarea principal es la difusión del diario y el reparto de materiales de propaganda que lleva a las fábricas, los comités y sindicatos.
Le dispararon seis veces. El primer balazo es en la cabeza. La bala lo hiere pero no penetra. El segundo balazo le destroza la cara y sale por la nuca. Los otros disparos son en el hombro, en un brazo y en las piernas. La autopsia registra además que hay en su cuerpo ‘heridas raras’, cortantes como de un arma blanca.”

Elman Fernández

"El muchacho rubio se llama Elman Fernández y hace diez años que esta afiliado al Partido Comunista. Su padre era violinista de la Orquesta del SODRE y le eligió el nombre en homenaje a Mischa Elman, el famoso violinista ruso. Estudió violoncello en el Conservatorio Nacional de Música. Cuando el padre murió abandonó la música como actividad profesional. También fue boxeador en el Club Atlético Peñarol y aunque dejó el deporte sigue entrenándose con el hermano.
Los compañeros dicen que era un maestro con el violín: "Tenía un físico privilegiado, era inmenso, fuerte, no podías creer que con esas manazas tocara el violín. Un muchacho callado, tierno, como que el carácter no correspondiera a ese cuerpo tan grande recuerda Julio Echeveste. (44)
Elman Fernández es funcionario del Partido Comunista. Le ofrecieron ser sereno del Seccional. Aceptó la propuesta.
"...muere al lado del seccional, en la puerta de la casa de Esteban Benlián. El primer balazo, en la pierna, lo hace caer. El segundo balazo, en la cabeza, lo mata."

Raúl Gancio

“Trabaja desde los 11 años en la fábrica de vidrio CODARVI. Es el contacto del Partido Comunista con la Federación del Vidrio. 'Tenía muy buena relación con la gente.”
Raúl Gancio tiene 37 años y una hija pequeña a su cargo. Le disparan una sola vez. La bala lo hiere en el vientre y cae. Agoniza durante toda la noche desangrándose. Pide que lo atiendan, pide por su hija, pide que no lo dejen morir.”

Justo Sena

“Puedo mirar a un curtidor, a un textil, a un obrero cualquiera y ver a Cacho Sena. Así era él”
“Sena siempre estaba en todo"
"A Sena le dispararon tres veces. La primera bala, que le da en el pecho, lo tira hacia atrás. Cae y le dan un balazo en el vientre. Lo rematan en el suelo pro todavía no muere. Con una hemorragia interna llega hasta el amanecer.”

Ricardo González

“Vive con los padres y con Mirta, la hermana menor, en La Teja, en una casa que la familia no ha podido terminar de construir. Trabaja desde los 13 años. empezó haciendo un reparto de pan en bicicleta y luego aprendió el oficio de panadero. Desde hace unos años es maestro de pala en una panadería del barrio.
... cumplió 21 años. tiene novia y un oficio. Hace dos o tres meses que se afilió al Partido Comunista. en pocas horas va a morir de un balazo que le disparan en la nuca desde muy cerca, y que lo mata en forma instantánea”


(Foto de Ricardo González enviada por Pitingo Chico y que ya forma parte de mis cajitas de la memoria)

José Abreu

“Es Metalúrgico. Trabaja como peón en la sección moldeado de Nervión Tiene 37 años. En 1969 se afilió al Partido Comunista. Tiene cuatro hijos y una mujer joven, de 22 años. En un terreno en el kilómetro 29.800 de la ruta 1, está construyendo su casa.
...un balazo en el pecho le perfora el pulmón. Cuando ya está caído en la calle le disparan otra vez. Intenta moverse. No puede. La bala le ha atravesado la médula espinal, y le paralizó las piernas. Se arrastra. Se resiste a morir. Finalmente, unas horas más tarde, la muerte lo vence.”

Ruben López

“Es difícil pensar que estuviera en el local esa noche sin ser un militante activo. Los compañeros no tienen recuerdos de él y los vecinos dicen que pasaba todo el día allí porque trabajaba cerca y no tenía familia.
Ruben López muere con la campera que le prestó El Gallego Buño. Primero le dan un tiro en la nuca y cuando cae lo rematan de un balazo en la cabeza.”

Héctor Cervelli

“El 28 de abril de 1972 muere en el Hospital Militar. El Torito, como le llamaban sus compañeros, era obrero metalúgico y fue uno de los fundadores del sindicato de los obreros metalúrgicos, la UNTMRA. Vivía en Pueblo Victoria. Comenzó a trabajar a los 9 años como repartidor de leche y luego entró en una fábrica. En abril de 1972 llevaba 20 años en la sección moldeo de la fábrica Nervión y hacía diez años que estaba afiliado al Partido Comunista.
Cervelli estaba con José Machado dentro del local, junto a la puerta de acceso. Fue el primero en salir. Machado lo vió caer, después un balazo en la cabeza lo derrumbó también a él.
Los dos hombres quedaron tirados frente al Seccional hasta que una ambulancia los trasladó al Hospital militar."

Extraído de Que hacer
Link: Los hechos de abril 1972

Los 8 van conmigo - Carlos Benavídes





Juan María Bordaberry era el presidente en ese abril amargo del 72, cuando el sistema democrático uruguayo se caía a pedazos. En 1973, junto al Gral “Goyo” Alvarez, encabezaría el golpe de estado fascista. Hoy, Bordaberry está preso cumpliendo condena por los delitos de "atentado a la Constitución", coautoría de "privación de libertad" y "homicidio".


13 comentarios:

Luciano dijo...

"...uno de los heridos, Raúl Gancio, que había quedado en la pared de la ferretería, reclamó durante horas que no lo dejaran morir desangrándose porque tenía una hija y que lo llevaran al hospital. Murió desangrado...

Estas cosas me quitan el optimismo.
No sabia.
Menos mal que esta usted.
Todo queda grabado en la memoria.
Y ahora me ahogo un rato.
Chau.

María Inés dijo...

Gato:
Estos acontecimientos tan comunes a nuestros países y seguramente a Chile también no son hechos coincidentes ni azarosos tienen que ver con la complicidad de adentro y la estrategia de afuera.
Sólo resta desearle un descanso eterno.
Besos

El Gato dijo...

Luciano:
Somos muchos los que recordamos a los Compañeros. En cada fábrica ocupada, en cada huelga, en cada lucha... pero sobre todo en la unidad de la clase obrera. Ese es su mayor triunfo. Esa es la mayor derrota de los asesinos de los 8 Compañeros de la 20.

María Inés:
Tenés razón. Nada de lo que se hizo en nuestros países fue casual. Nada. Todo fue hecho con el consentimiento del Pentágono y la CIA en el marco de un plan para ahogar en sangre cualquier intento de liberación nacional. Me uno a vos, que descansen en paz.

titicandia dijo...

Gato, me da tanta tristeza leer estas cosas.....todo lo que nuestros países pasaron, toda la gente que sufrio y murio por sus ideales.....tanto criminales que vivien hoy sus vidas libres....

En momento así pienso como podemos llamarnos humanos....

Cariños grandes,
Titi

lanobil, dijo...

Con esos personajes de protagonistas, se podría escribir de nuevo el apocalipsis, mucho más macabro y perverso, si cabe.
Hoy he conocido tu Blog, me parece muy interesante. Si te apetece, visítame, me encantaría saber qué opinión tienes del mío. Un saludo

Dosto dijo...

Cuanta saña Gato, cuanta saña. Me molesta la impunidad con la que se perpetraron estos y tantos otros crímenes.
Pero siempre fueron realizados con la venia de gran parte de la sociedad y eso es lo que me molesta mas.
Besos y recuerdos.

URUGUAYOS EN LANZAROTE dijo...

Hoy al recordar el asesinato a mansalva, el fusilamiento de ocho uruguayos, de ocho obreros, de ocho frenteamplistas, de ocho comunistas que regaron con su sangre la vereda del Seccional 20 del Partido Comunista, ubicado en Agraciada 3715 y Valentín Gómez. Hoy, 35 años después, cuando en esa misma vereda picotean los gorriones y se oyen las vocecitas de esos niños que van a la escuela como palomas blancas portando su mensaje de paz y alegría.

“Cómo entregarte todos esos nombres y esa sangre, sin inundar tu corazón de sombras, de temblores y muerte, de ceniza, de soledad y rabia, de silencio, de lágrimas…”.
Alfredo Zitarrosa en "Guitarra Negra".


Un abrazo hermano
José

-.- dijo...

lub du lub du lub du

El Gato dijo...

titi:
es cierto... cuanta gente fue asesinada por los fascistas de turno... y cuanta más será asesinada para acallar su conciencia. Pero como dice Gelman "...se podrá archivar un caso, pero la esperanza nunca."

lanobil:
vengo de tu blog, fui a devolverte la visita. Yo también disfruté leyéndote. Saludos!

José:
Frente a tu comentario lo mejor es quedarse callado. Lo dijiste todo en dos palabras, cosa que yo jamás podré hacer... Un abrazo fraterno.

-.-:
Sí, escuchar el sonido del corazón... que pese a todo y contra todo sigue sonando...

Anónimo dijo...

Impresionante. En el acto del año pasado, el PCU pasó un video reconstruyendo los hechos. La página web es www.webpcu.org. Los que estén interesados consiganla. Te felicito por este blog.

Chino

El Gato dijo...

Chino:
Gracias por venir y dejar tu comentario. Sabés que hace unos meses atrás recibí una invitación desde Madrid para la presentación de un documental sobre el asesinato de los 8 Compañeros, y a la que no pude asistir. Me estoy moviendo para contactarme con los distribuidores para tratar de conseguir ese material. Te mando un abrazo.

Anónimo dijo...

Gato:
Felicito y agradezco.
Tanta dedicación merece mi más profundo respeto.
Porque me rozó como familiar pero más como uruguaya, asisto a todos los actos en conmemoración de los asesinatos de la 20 y año a año siento un temblor en las entrañas cuando los gurises de la juventud pasan en medio de los asistentes, entre consignas y antorchas, con la esperanza de nunca mas.

La brujita corresponsal dijo...

Gato:
La memoria colectiva hará que no los olvidemos y que sigamos luchando por alcanzar la verdad y la justicia. Por esto, más que nunca, todos a firmar porque ahora es tiempo de nulidad.
Al decir de Don Alfredo: "Quiere ser flor y se cierra como un puño, que la cuide, eso me pide".

http://esquinamontevideo.blogspot.com