jueves, 2 de agosto de 2007

El Mudo.


Hoy, cerca de las 19 hs., El Mudo se fue.

Dicen los que saben acerca de historias de hospitales, que a esa hora... justamente a esa hora es cuando los enfermos empeoran. Será por eso que yo sin saberlo, me senté a su lado.

Mientras lo acariciaba, abrió sus ojos... apenitas... como en despedida.
A través de mi mano sentía su corazón apenas latiendo... entonces su cuerpo se estremeció, cayeron sus alas, las patas se pusieron rígidas y se fue...

El Mudo se fue.

Ahora... ahora la casa está en silencio.

4 comentarios:

Jorge Gajardo Rojas dijo...

Al menos murió decentemente y no en las garras de un gato

La Maga dijo...

Cuando un amigo se va siempre queda màs que un espacio vacio...

Me encanta entrar y escuchar ese tango...

besos.

Luis dijo...

¡Con lo que amo a los pájaros! Sobre todo a los que no están en jaula, porque es cortarles su libertad (¿cómo era aquello de "la mejor de las prisiones..."?).
Y son amigos y compañeros estos bichos, che... y uno los quiere sinceramente...

Un abrazo, amigo

La Maga dijo...

murió en las manos de un gato!?
vamo arriba que la vida puede mas

www.ambarlamaga.blogspot.com