viernes, 6 de julio de 2007

Marosa Di Giorgio (II)... y los pájaros perdidos.

Mi alma es un vampiro grueso, granate, aterciopelado.
Se alimenta de muchas especies y de sólo una.
La busca en la noche, la encuentra, y se la bebe, gota a gota, rubí por rubí.
Mi alma tiene miedo y tiene audacia.
Es una muñeca grande, con rizos, vestido celeste.
Un picaflor le trabaja el sexo.
Ella brama y llora.
Y el pájaro no se detiene.
(De “La Flor de Lis”)

Cierta vez, alguien a quien admiro profundamente por su escritura me decía que yo era muy “fémino” para escribir y agregaba además que quizás, haya sido eso lo que le llamaba la atención y le atraía de mis cuentos arrabaleros. Al comienzo me enojé. Luego me sorprendí... Después, a medida que ella argumentaba su idea, lo fui entendiendo. Fue entonces que me vi... me fui reconociendo en la forma de expresar sentimientos, olores, sonidos y colores a través de las palabras. Y a qué viene todo esto? No lo sé exactamente, pero cada vez que leo a Marosa Di Giorgio me acuerdo de aquella persona. Escritora también, cordobesa ella. En esta semana recibí dos comentarios en un viejo post que escribí sobre Marosa hace casi un año atrás. Es la magia de esta querida bruja, es ella... la que regresa una y otra vez. No importa donde me encuentre... puede ser en Montevideo, Atlanta o Denia, pero ella siempre viene a mí. Lo hace mientras duermo... entre sueños, es cuando ella aparece volando con su vestido verde y nos vamos tomados de la mano a caminar por las vereditas de algún naufragio.

(A la voz de Marosa le puse de fondo al querido Astor Piazzolla y José Angel Trelles cantando “Los pájaros perdidos”... nunca nada más apropiado...)

Voz de Marosa, música del Astor y canta José Angel Trelles.

powered by ODEO

Elena, cordobesa ella también... fue una de las personas que dejaron un comentario sobre Marosa. Justamente ayer, escribía Elena en su blog “Che Madame” esta poesía:

A Marosa Di Giorgio

“yo cavé en tu tumba,
Marosa,
yo cavé y vi lo que vi
con las dos manos mías,
con las dos manos mías que me ardieron,
Marosa,
con el ardor y la fiebre de una perra,
cavé y vi,
que tu cuerpo abierto estaba lleno de ojos,
que tu corazón moderado no estaba seco
que de tu corazón brotaban animales,
marosa, la muerta,
yo vi,
que en el humo de tu aliento
que en la niebla espesa de tu boca
hervían criaturas sedosas,
en cinamomo,
en laurel,
en tomillo,
y vi, Marosa, la muerta,
que en tu vientre,
tal como en la cintura de dios
cabalgaba el intrépido ángel
de la locura
yo abrí la tumba,
Marosa,
y vi lo que vi:
los huesos brotados de orquídeas,
la sangre oscura de la muerte
caminando el cuerpo rosa y mustio,
como un río de hormigas
tu cuerpo, Marosa,
los bordes acuosos de las alimañas,
las sementeras enredadas de tu pelo,
y en tu frente, Marosa,
la cruz alta y pronunciada,
incomprensible,
que se les echa a los muertos.”

Elene Anníbali (Córdoba – Argentina)

PD.: Lo bueno no es solo saber que allá afuera hay gente que siente.
También es bueno mirarnos a los ojos y reconocernos, saber que existimos y sentirnos inmensamente cercanos.
Eso... es mejor aún...

10 comentarios:

Elena dijo...

No esperaba favor tan grande, Gabriel, como el de verme antecedida en una misma página por esa mujer iluminada.
Ojalá que donde esté ella sepa (ella sienta)cuánto la amamos.
Un abrazo.
Elena.

URUGUAYOS EN LANZAROTE dijo...

Gato pero que lindo es volver a encontrarme con Marosa.
Es un gran orgullo, como salteño, leer este post dedicado a esta gran escritora coterránea mía. Sabes que hacia un buen tiempo que no leía nada de ella y de sopetón me encuentro con ella en tu blog.

Les paso un dato que puede ser de interes, en este enlace http://www.palabravirtual.com/index.php?ir=crit.php&wid=1217&show=poemas&p=Marosa+Di+Giorgio

podrán encontrar varios poemas leídos por la propia Marosa.

Bueno Gato un abrazo y hasta pronto. Hoy queda actualizado nuestro blog y viene muy interesante.
José

luna dijo...

Gracias por "hablarme " de Marosa, he leído algo , consultando en Internet, yo no la conocía ( confieso no sin cierto rubor...).
Siempre aprendo algo hermoso leyéndote...Besitos

Sofia dijo...

Si, me gusta Marosa, tiene mucha naturaleza en su poesía, su poesía esta viva, por eso hablo en presente. ES muy hermosa si muy lindo post. besos

El Gato dijo...

elena:
No... no son favores. Son sentimientos compartidos. Y claro que ella lo sabe, no sabés cuánto! Un abrazo para vos también.

José:
Buenísimo que pusieras el link a los poemas de Marosa. Recién estuve en tu blog y me alegró verlo actualizado. Un abrazo.

luna:
Me dejás contento che... si el post hizo que buscaras a Marosa, eso es buenísimo. Pero que la encuentres, eso es mucho mejor. Un beso grande.

Nena:
Qué alegría verte de nuevo! Que viva la naturaleza entonces! Un beso grande para vos también... con olor a tierra mojada después de la lluvia en el Molino de Pérez...

María Inés dijo...

Es una conjugación perfecta de almas, que en la misma sintonía vibran, cada una a su manera, en presencia celestial...
Un gran abrazo

El Gato dijo...

maría inés:
Qué alegría verte por estos pagos nuevamente! Como bien decís... cada uno a su manera, en presencia celestial. Que así sea. Un abrazo grande y de nuevo... qué alegría!

La Maga dijo...

Hoy me pude al dìa con su blog Sr. Gato y la verdad sigo tan encantada como la primera vez que pase por aquì. Este post està tan lleno de poesìa...


Otra cordobesa le deja su cariño esperando que alguna vez y cuando pueda vuelva a visitarla. Se lo extraña...

besos.

El Gato dijo...

Maga:
Una alegría verte por aquí. Vos bien sabés cuánto admiro a Marosa y su poesía. Y cada tanto la retomo... aunque ella no necesita justificar su vigencia y lo que es mejor aún... su presencia. Un beso grande!

Mariel Ballester dijo...

Fragmentos de zoológico lírico perteneciente a la naturaleza muerta de los hombres, de la religiosidad de los insectos, de mundo paralelo entre flores disecadas, de siembra húmeda en exceso, de cosecha reseca de recuerdos endeudados con la infancia. La colosal belleza de lo no transitado. El no amor en un abismo de miel y lilas...
Hace poco, muy poco, descubrí a Marosa gracias a un nuevo amigo. Quería compartir -también con ustedes- mis impresiones acerca de su poesía.
Muy bueno el blog!