viernes, 28 de diciembre de 2007

Chávez, las FARC y una buena noticia...


Una buena noticia para terminar el año. De un momento a otro se espera que despeguen desde territorio venezolano, aviones y helicópteros con destino desconocido para trasladar a tres rehenes liberados por las FARC-EP (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército Popular). Según un documento oficial de las FARC, la liberación de los rehenes es una muestra de buena voluntad y desagravio por el esfuerzo llevado adelante por el presidente Chávez y la senadora colombiana Piedad Córdoba. Negociaciones que fueron bloqueadas en todo momento por el presidente colombiano Uribe, respaldado en todo momento por Bush.
Chávez sorprendió a todos, demostrando que también es un buen estratega. En esta oportunidad demostró una capacidad de maniobra tan sutil como efectiva.
Trascendió en las últimas horas que se reunió en forma más que reservada con líderes de las FARC en Cuba, donde programaron el plan de entrega. Además, invitó a participar del histórico momento a los gobiernos de Francia, Cuba, Argentina, Brasil, Ecuador y la Cruz Roja.
La operación “Emmanuel", llamada también Caravana Aérea Humanitaria, traerá de regreso a casa a la congresista liberal Consuelo González, a la ex-candidata a la vicepresidencia Clara Rojas y a su hijo Emmanuel, nacido del romance con un guerrillero.

Quiero creer que esto es solo el comienzo de una nueva etapa de las FARC. Nunca estuve de acuerdo con los secuestros de civiles, por más motivos políticos que lo pretendan justificar. La lucha de las FARC lleva más de 40 años. No han podido con ellas y eso habla de su enorme arraigo popular. En nombre de la lucha anti-guerrillera, varios gobiernos colombianos y la propia Casa Blanca, han masacrado al pueblo colombiano. El asesinato sistemático de casi todos los dirigentes políticos de la UP (Unión Patriótica) y del PCC (Partido Comunista de Colombia) llevado a cabo por los grupos paramilitares y escuadrones de la muerte sigue impune.
Personalmente, recuerdo la desazón al enterarme de la muerte de su candidato presidencial, Jaime Pardo Leal. Pero más aún... la de Bernardo Jaramillo.
Lo asesinaron en el mismo aeropuerto de El Dorado de Bogotá. Bernardo, a la muerte de Pardo Leal, había asumido la presidencia de la UP y en un intento desesperado por detener la masacre de su partido, había emprendido una gira por varios países sudamericanos denunciando el magnicidio llevado adelante por los paramilitares, amparados por el gobierno colombiano de turno. Montevideo era el último destino de aquella gira y junto a un grupo de compañeros de la comisión internacional del PCU, acompañamos a Bernardo en su estadía en nuestro país. Recuerdo su buen humor pese a la tragedia de su pueblo, su sonrisa y aquel bigotón... En una larga sobremesa, nos contó que apenas terminara la gira, se iba a tomar unas vacaciones junto a su compañera. La noticia de su asesinato, en la edición del periódico La Hora, ocupaba toda la tapa. Me quedé un largo rato observando las fotos de Bernardo tendido en el suelo, cubierto por su sangre. No lo podía creer... hacía pocos días que nos habíamos despedido en el aeropuerto de Carrasco... Tenía solo 34 años... Cuentan que mientras se moría, le alcanzó a decir a Marcela, su compañera:
-Abrázame... esos hijueputas me mataron-

Hoy, la lucha de aquellos compañeros de la UP junto a otros partidos de izquierda, se continúa en el nuevo Polo Democrático.
Porque como decía Neruda: “Caramba... la primavera es inexorable”.

Y como es un día de esperanza y de alegría, incluyo este poema que escribió mi amigo y poeta colombiano Mauro Vidales acerca de las Cañabravas...

LAS CAÑABRAVAS AHOGARÁN EL RUNRÚN DE LAS MOTOSIERRAS

(A la memoria de La Gaitana, Policarpa Salavarrieta, Antonia Santos, Manuela Beltrán, Manuelita Sáenz, María Cano y tantas más. A las anónimas mujeres y madres de Colombia y de América que sin tregua construyen día a día nuevos horizontes desde la resistencia, la dignidad y el amor por la Vida.)

En pueblos y valles, montes y selvas
donde el hedor de la pólvora perdura
y el horror de las motosierras
tortura inclemente los oídos
en la memoria se abre un pozo helado
y las cruces se apean al camino
y se multiplican en las manos
sobre la frente y los pechos saturados.
Allí, renace la esperanza
en la mirada y el corazón
de valientes mujeres que rehacen
sobre las cenizas de sus muertos el destino.
Ellas vencen la muerte con su canto a la vida
con los duelos necesarios para no ahogar el llanto
con su infinita ternura de flores mojadas
con sus manos que no cesan de laborar y acariciar.
Ellas emergen de la tierra que de nuevo reverdece.
Ellas son las cañabravas
que agitadas en la tormenta
se arquean pero no caen
porque son la raíz misma que las yergue.
Ellas son las raíces que nos llaman al rescate
de los sueños, del amor, de la vida
para empezar de nuevo y no perder la guerra
en la apatía, la indiferencia y el olvido.
Ellas son el sustento de sus pueblos
la luz y el centro que ordena el caos
desde la fuerza que irriga sus entrañas
porque son la vida misma que renace
desde los escombros de una larga y turbia noche
que anuncia su fin en la aurora que despunta
sobre la nueva América que surge
custodiada por tenaces visionarias
-dignas descendientes de la Gaitana
la Pola, la Santos, la Beltrán, la Sáenz y la Cano-
como miles de anónimas mujeres
que siembran día a día
con amor feraz en nuestra tierra
futuros frutos de justicia, de paz y libertad.
¡Ellas son las cañabravas!

Mauricio Vidales
Denia, otoño de 2006




Links para conocer un poco más de Colombia:

FARC – EP: http://www.farcep.org/

Polo Democrático Alternativo: http://www.polodemocratico.net/

(ANNCOL) Agencia de noticias colombianas independiente: http://www.anncol.nu/

Fotos: sitio web de las FARC-EP

1 comentario:

CASANDRA dijo...

Como siempre tu palabra un puente a la reflexión, tan confusa por estos días. Voy a aprovechar los links que publicaste, hay mucho por saber (tan cerca y tan lejos...) un beso y buen inicio del 2008!!!!!