jueves, 2 de octubre de 2008

Hasta el otro carnaval...

Dos veces en menos de quince días...

Otra vez ese olor a pasillo de hospital que lo inunda todo.

Otra vez solos frente a tantas vidas...

Unas que se van... las otras que se aferran asidas... atadas a las metálicas camas...

Y nosotros y digo nosotros porque éramos mi alma y yo, las que le pedíamos a la vida otra vez que se agitara nerviosa, que puteara, que carajeara, que hiciera algo... pero que no se nos vaya.

Y no se fue... cómo habría de irse si aún queda tanto y tanto por hacer?

Atrás queda lo que alguna vez lloré a la luna mientras le recitaba a Falco, también en tiempos de tristecías como éstos...


“Calle amarga

donde es triste vernos

vestidos de fantasmas

donde todo es triste

porque fue

y no ha sido.

Porque ya ha pasado

y porque el tiempo es triste.”

(Esta calle vieja (fragmento) – Líber Falco)


Aún no logro descifrar por qué el tiempo es triste... “maldito corazón” me digo... pero no, al ratito nomás ya lo perdoné. O debo culpar quizás a mis sesenta cigarrillos diarios. Admito que podré ser cualquier cosa pero desagradecido... jamás. Si yo fui capaz de disfrutar de cada uno de ellos, del olor a tabaco que impregnaba mi ropa, del humo que subía denso mezclándose con el vapor del mate recién cebado...

Yo se el motivo.

Yo conozco al culpable de este tiempo triste.

Cuando dejo de dar vueltas y más vueltas... cuando me detengo un instante... es entonces cuando se me aparece una vieja canción de Jaime...


“...baldosas...
baldosas partidas hace años
recuerdos que me hicieron daño
por la calle Convención
y un día...
un día te veré contento
el día que te abrace el viento
de Durazno y Convención”


Hace ya siete años que no piso aquellas baldosas...

Siete años lejos de Montevideo... mi Dama de gris... la que me acunó, la que en noches de mostrador y luna llena me abrazaba... la misma Montevideo que supo esconderme cuando por sus calles corrían lobos salvajes en tiempos de dictadura...

Montevideo y sus calles y esquinas, con coros de murgas y latas con malvones en flor.

Hay una imagen de mi infancia allá en el Prado que no la podré olvidar mientras viva... Yo tenía 5 años y en una noche de febrero, cuando Montevideo se pinta la cara, en la esquina de Cuaró y Gil, a pocos metros de mi casa... frente al almacén de Montserrat, paró un camión que tenía un cartel pintado a mano: “Asaltantes con Patente 1966”.

Al escuchar el sonido a “marcha camión” del bombo, platillos y redoblante, los vecinos salían de sus casas...

De pronto se formó la murga y aquella inmensa figura del carnaval de todos los tiempos, el inmortal Antonio Casaravilla “Cachela” dio el “tré...” y aquel coro de murga llenó el barrio entero con un “...saludo cordial, brindan los Asaltantes...”.

Mientras la gente acompañaba haciendo palmas, el “guacherío”... o sea nosotros, jugábamos pateando piedritas de un lado a otro de la calle. Pero a Cachela, yo lo vi.

Esa imagen jamás la olvidaré mientras viva...

Por ahora les digo que me quedo por acá.

No tengo fuerzas para seguir escribiendo.

Quienes me conocen saben de sobra que esto no es una despedida definitiva.

Me quedan muchas cosas para contar... por ejemplo... contar que pocos días antes de toda esta locura de electrocardiogramas, cateter y angioplastias... pude pasear por las calles de la vieja Madrid de la mano de Amelie. Agradecerle a la vida... entre otras cosas de haberme dado la posibilidad de seguir conociendo a gente buena. Y cuando digo buena es solo por hablar de buena gente.

Me queda pendiente también hablar de mi “primo”, el otro Gabriel... el que está en Brasil, del abrazo que nos dimos en Madrid con Julito García, de la lluvia que nos empapaba lentamente mientras caminábamos riéndonos por las calles de Canillejas... o del encuentro de mis hermanas de vida allá en Montevideo... Lucía, Casandra y Fiore a las que en pocos días más se sumará Amelie, la madrileña más montevideana que yo haya conocido.

Dije y quedó escrito alguna vez por ahí, que pocas cosas me emocionan más que un coro de murga cuando comienza a entonar la retirada. Pero no lo sabía hasta que pude comprobarlo... también estar frente a frente con el Gernika de Picasso me produjo esa sensación de agobio... Primero empecé a pucherear, apretando los labios... después nos miramos a los ojos fijamente con una japonesa que estaba a mi lado y ahí nos largamos los dos a llorar a moco tendido. El Gernika, Picasso y yo... otra utopía que dejaba de serlo...

Por todo eso es que dentro de un tiempo retomaré el blog... lo se.

Pero mientras tanto, dejo que ese gato bohemio, arisco y cariñoso a la vez, bolche y cada vez más anarco,

amante de las milongas de Alfredo,

de Fernando Cabrera y de Dino, compañero en el tiempo en el que le tocó vivir de Darnauchans y de Macunaíma... este gato al que por las noches y en tiempos no menos tristes que este, se le da por subir a los tejados y recitarle a la luna poemas de Falco o contarle cuentos de “Paco” Espínola... A este gato, al que suelen visitarlo los duendes y aquellos que ya levantaron vuelo... porque yo a Marosa Di Giorgio la vi venir volando con su vestido verde y sentarse junto al gato y verlos abrazados y ya amanecidos... juro que es cierto.

Es entonces que le doy un descanso al gato utópico... a mi querido gato utópico.

Ahora mismo comienza la retirada... la murguita que se forma y yo no se si es Cachela o Pepino o el mismísimo Pitufo quien dará el “tré” esta vez... Solo se que ya la murga comenzó a cantar la retirada y yo le brindo mis mejores aplausitos.

A todos gracias.

Hasta el mañana.



Boomp3.com

“Llegó la hora, se va el camión
mudanza con destino a otro tablado
la murga va reviviendo la emoción
promesa eterna que hizo para regresar.

Llegó la hora de nuestro adiós
la vida está hecha de momentos
de un tiempo que para siempre ya se fue
y de otro tiempo que vuelve a comenzar...

Llegó la hora, se va el camión...”
Retirada 2001 de Contrafarsa
Letra: Alvaro García (nuestro actual Ministro de Economía!!!)

19 comentarios:

enrique dijo...

Gabriel claro que todavía queda mucho por hacer y lo vas a conseguir. Fuerza y ánimo. Esperaré si algún día tienes ganas de volver por aquí. Que te recuperes pronto y cuídate hombre.
Un abrazo.

Dafne Ink dijo...

Querido Gato, vos sabés que somos muchos los que te necesitamos. Así que cuidate mucho, hacé lo que sea mejor para vos.
Esté donde esté, estés donde estés, tenés un lugarcito en mi corazón. No hay distancias.
Un beso y un abrazo muy grande, Dafne.

Gloria dijo...

Hola Gato!
Tus notas son tan sentidas y profundas, que siempre me retrotraen a Montevideo, con esa nostalgia tan nuestra. Yo no puedo, como todos tus seguidores, más que desearte que te recuperes prontito para que podamos seguir disfrutando de tu blog. Fuerzas, que como tu mismo lo dices y sabes, necesitamos de esa fuerza y tu convicción de hombre marxista.
Con todo cariño, a pesar de no conocernos, lo mejor para tí y flia.
Un abrazo muy fraterno y mi mejor energia. G

Brujita dijo...

Gabriel, recién te mandé un mail y ahora vengo a tu blog y me encuentro esta noticia.

Supongo que muchos coincidirán conmigo en que estamos dispuestos a darte vacaciones, pero no creas que son por tiempo indefinido, ya que sos muy necesario y querido por estos tejados cyberespaciales.
Por lo tanto, cuando te sientas mejor esperamos escuchar no tu retirada, si no tu próximo cuplé. No tengas duda que lo estaremos esperando ansiosamente.

Vamo'arriba!!!

Un abrazo con lunas y soles desbe Vikinglandia

CASANDRA dijo...

Mire Gato QUERIDISIMO de mi alma, le habla su hermana idem mayor, así que a hacerme caso, porque ud. es de la vieja escuela, anarco pero sabe que a veces hay que obedecer. Así que...óigame bien: CUIDESE que tenemos que vernos por aquí en Montevideo, su dama gris, o en su Denia y mi querida y añorada España (he descubierto que en otra vida... o serán los ancestros que vinieron de allí y me están tironeando..) Sabe que por aquí tiene siempre 3 (tres) 3 fieles amigas que lo quieren mucho, que a su conjuro se reunen y brindan y deseamos estrecharlo en un fuerte abrazo y enroscarnos en una conversación interminable, vino va, vino viene....!!!! BESOS Y ABRAZOS SANADORES, sobre todo para su corazón, ese que late al impulso de tantas cosas hermosas y valiosas.(Hace como un año lo descubría en este espacio virtual, buscando algo de Liber Falco. Encontré a Liber y lo que encontré a Ud. QUE AFORTUNADA SOY)

Le Santi dijo...

Querido Gato:
Venía a ver si habías actualizado y me encuentro con esto...
Vamo'arriba loco. Te estaremos esperando. Lástima no te conocí cuando andabas por estas baldosas...
Mi mujer es de Cuaró entre Boulevard y Asencio y mi amigo Alfredo Capano de Cuaró y Gil. ¿Se habrán conocido contigo?
Un abrazo y volvé pronto
Santiago

CPM dijo...

gato simplemente decirte ...
que a pesar de lo que nos separa desde tu calidad gatuna y la mia perruna.
hoy simplemente claudia,
le dice a Gabriel.. vamos fuerza,
y si no hay más ganas esta todo bien.
y si hay retorno mucho mejor.
El cigarrillo es también un mál hábito en mi, pero además una adicción que no logro superar(al menos por ahora).
visitar el tejado de este gato utópico con esa luna hermosa, es otra de mis adicciones,
Entonces pues simplemente decirte gracias por todo lo lindo que me recibió cada vez que entre aquí,
cuidate, ponete bien y hace lo que realmente sientas ganas,se trate de volver o no.
un beso muy grande desde Argentina.
todo mi respeto y toda mi estima.
Claudia

Luciano dijo...

Vaya, pero le falta visitar Galway, así que lo encadeno a la promesa nunca hecha.
Un abrazo de todo corazón sin voz.

amelie dijo...

Paso despacito a decirle adiós con un pañuelo a ese gato que se va por los tejados (como el que retrató desde la casa naranja) pero que, como todo gato casero y romanticón, volverá. No me cabe la menor duda...
Sí, está bueno que nos veamos en el próximo carnaval. De todo lo demás, nada puedo decir, cuánta suerte de conocerlo, boooo...
Besos con lágrimas en los ojos, AMIGO

Gabriel dijo...

Querido amigo, tocayo, o primo, como más me gusta: la verdad es que una vez más usted me deja sin palabras, Gabriel, también soy del prado allí a 2 cuadras del estokolmo, así que también podemos llamarnos de "vecino"!

Creo que todo lo que quisiera decirle ahora, ya está escrito aquí mismo , más arriba;
Cómo lo quieren en todos lados!!

Mire, usted no se preocupe, tómese el tiempo que haga falta, aunque mentiría si dijera que no voy a seguir entrando todos los días a este boliche, a ver si lo encuentro. Sepa que lo espero en la misma ventana de siempre.

Pero esta vuelta la pagamos nosotros,usted ya nos pagó suficientes!

Aguante Gabriel!!!!

A marcha camión
a grappa y limón
nos queda un verso por decir
antes de partir...

Cuídese y quédese tranquilo que le cuidamos la mesa...(pero no demore mucho, ta?)

Un fuerte abrazo!

Gabriel

Jorge Pena dijo...

Gato, no hace mucho que comencé con esta rutina de leerte semanalmente, de compartir blogs amigos, de llevar y traer noticias de tantas partes.
Con el cariño de quien siente que compartimos tantas cosas comunes en música, en poesía, en baldosas montevideanas, te mando un fuerte abrazo y los mejores deseos para que pronto estés con toda la fuerza maullando desde los tejados españoles.
Vamo´arriba y en estas fechas.... HASTA LA VICTORIA SIEMPRE

Luis dijo...

Ufff... Queridísimo Gato, pues espero que todo esto pase pronto, que los hospitales son cosa fea y vaya uno a saber por qué (estos días que ando con mi vieja por algunas dolencias de ella, me pasa aún más) uno se llena de ciertas sensaciones de ahogo permanente.

Espero que todo pase pronto, digo, y espero que también más pronto que tarde, vuelvas a ver tu tierra querida, tu Montevideo amada.

Un abrazo grande, y cuídese usté mucho

Dosto dijo...

Gato, fuerza y un abrazo enorme desde aquí, que los tejados de Denia te abracen y te cobijen.
Te estaremos esperando.
Beso grande!!

Iolanda Aldrei dijo...

Abraço e vontade de ler mais, de conhecer mais... por isso força e sorrisos... sempre

Lucía.uy dijo...

Aquí le dejo el Nro.14 ( que justo es mi número de los 10 pesos a la cabeza!)....pensé en vos cuando lo volví a leer:

...tengo lo que tengo o más bien lo que tuve. En mi alma hay un pozo y en mi sangre hay un náufrago. Mis pensamientos quieren por unanimidad llevarme al sacrificio,pero mís sentimientos pagan el rescate y me evado con ellos. De nuevo tengo lo que tengo (vaya, la verdad es que me siento otro) pero por fin estoy más seguro y más lejos.

Págue el rescate Don,vale la pena!

saludos para toda la flia y pa usted, pa usted ......un abrazo.

Anónimo dijo...

Hace mucho que no paso, alguien lo dijo mejor: Hasta la vistoria siempre. Recuerda que tenemos una sidrina pendiente.

PITINGO dijo...

PASO POR AQUI Y NO SE QUE DECIRTE ,
CUIDATE ,NOS FALTA VER MUCHOS CARNAVALES EN LA VIEJA SAN FELIPE Y SANTIAGO .
TU PRIMO PITINGO .

Sissi dijo...

Estuve un tiempo sin entrar, andaba a mil, como pasa tantas veces. No te conozco más que de leerte y creo que eso es conocerte de alguna manera. La única consigna válida para mí en esta vida en la que tan de paso estamos, es hacer lo que se sienta. Si sentís que necesitás que sea tiempo de descanso y sosiego, así sea. Pero tal vez los lugares donde uno deposita el corazón, son los mejores justamente para aligerarlo. Un abrazo fuerte desde Malvín, en un día de ese sol que brilla para todos tan democráticamente, dando fuerza y ganas.

Anónimo dijo...

Un cariñoso salud y mucha salud. Te sobra corazón!!
Te extrañamos!!


G