lunes, 9 de enero de 2012

Adiós Madrid...

Plaza de Chueca - Diciembre 2011


Adiós Madrid - Alfredo Zitarrosa


"Dulce Madrid, dura Madrid,
duele Madrid, tierna Madrid.
Yo hubiera sido en tus calles
un niño perdido, si hubieras querido
arrojarme y odiarme"
(A.Zitarrosa)

Se va cerrando el ciclo.
Las agujas del reloj llevan prendida la ansiedad.
Tirando viejos papeles escritos, seleccionando lo poco que puedo llevarme.
En pocas horas se cortará el servicio de internet.
Será éste entonces el último post que escriba desde España, al menos por un buen tiempo.
Porque siento que ésta tierra de poetas y guitarras al sol, de gente buena que llena los bares y tabernas... ésta tierra fue mi casa durante más de ocho años.
No se me ocurre decir más nada. Todo me parece poco.
Pero ésta ciudad que aún hoy habito, es y seguirá siendo una ciudad generosa.
Lugar donde habitamos los que aquí nacieron y los que aquí llegamos.
Toda gran ciudad puede llegar a ser un lugar frío, inhóspito... duro.
Pero Madrid no lo es.
Aquí me siento más gato que nunca. Jamás extranjero.
Porque una ciudad es ella y su gente o no será.
Y Madrid lo es.
Vaya que lo es...
Carabanchel será como antes lo fue Malvín, mi barrio querido.
Me voy en paz.
Me voy con la sonrisa de haber querido y de haberme sentido querido por esta ciudad y su gente.
Nada de reproches. Todo agradecimiento.
Y en Madrid simbolizo todo lo bueno que viví en este país, en esto que Miguel Hernández llamaba "Los Pueblos de España"... porque quien no entienda esto, no sabrá nunca que es España.
Me llevo y para siempre, la luz de Madrid.
Esa misma luz madrileña a la que el entrañable Alfredo Zitarrosa le cantó cuando dejaba su exilio madrileño para irse a vivir a Méjico.
A esa Madrid que Alfredo le cantó es la misma que me llevo prendida en la solapa.
Orgulloso de haber vivido en ella.
De haber caminado sus calles empedradas de La Latina, de haber aprendido en Lavapiés de una puta vez y para siempre que era eso de la integración (que no asimilación), de haber crecido mientras sentía Chueca como si nos conociéramos de toda la vida, de haberme sentido un vecino más en Carabanchel a la hora de comprar el pan o charlar de fútbol en la farmacia o elogiarle las tetas a la verdulera de la esquina.
Y todo me parece poco y yo me conozco y sé que cuando eso me sucede es porque no puedo con tanto amor y entonces ocurre que me empieza a llover por dentro y no... que no es tristeza sino que uno se enamoró de esta ciudad y sé que cuando por las noches montevideanas y porteñas se me aparezca Madrid, no será desde la tristeza... quenoqueno... que será orgullo y alegría por haber vivido en esta ciudad.
Nos vamos, como dice la murga... una vez más nos vamos.
Quien sabe cuando podré volver a actualizar el blog.
Pero allá vamos... al Sur.
Primero a pasar unos días en Montevideo y a comienzos de febrero... a instalarme en Buenos Aires, detrás de un proyecto cultural, tratando de cumplir uno de mis más queridos sueños.
Nos vemos pronto.
Mi mejor abrazo.

"Adiós Madrid" - Alfredo Zitarrosa

Dulce Madrid, dura Madrid,
corazón de regaliz.
Ya llegó abril, me voy de aquí,
cantaré en otro país.

Dulce Madrid, dura Madrid,
duele Madrid, tierna Madrid.
Yo hubiera sido en tus calles
un niño perdido, si hubieras querido
arrojarme y odiarme.

Tú crees que el sol es español
-sueños de tu corazón-
pero es verdad que una ciudad
puede estar lejos del mar.

Duele Madir, déjame ir,
yo para tí soy de maíz,
y es que nací donde en abril
nace del mar una planta de sal
que se extiende y allende Argentina
se inclina y convierte el maíz en harina.

Sabes Madrid, nada te dí,
tú me dejaste dormir.
Fui un arlequín, dulce Madrid,
soñando con mi país.

Adiós Madrid, vuelvo a vivir.
Dura raíz, siento al partir
que algo de mí se queda aquí
ya para siempre, la ardiente ilusión de quererte,
ser fuerte y dejarte, sin dejar de amarte.

Gracias Madrid
Esta canción que te entrego
también me la llevo.
Ha nacido de tí, Madrid.

6 comentarios:

Elizabeth Wojnarowicz dijo...

Madrid ya es parte tuya y lo seguirá siendo aunque estés en el sur.

el gato utópico dijo...

Eli:
Y haber caminado sus calles junto a vos, fue motivo de alegría.
Nos vemos pronto!

Cecilia dijo...

Querido Gato: Madrid te está abriendo sus brazos otra vez. La primera fue para recibirte y ahora para que partas, con una mezcla de nostalgia, alegria y orgullo de quien pare a un hijo. Y el Sur..., el Sur esta contento de poder recuperarte, aunque no sé si esa es la palabra correcta, porque tengo la sensación de que jamás dejaste Montevideo, tu Dama de Gris, ésa que te sabés de memoria, tan de memoria, que no necesitas ver una foto para contarla. Tu regreso para mi es algo así como sinónimo de Vida, te espero como si fueras un ejemplo del cual tengo mucho que aprender. Mis brazos hace tiempo que están abiertos esperándote, por fin llegó el momento de abrir la puerta. TE QUIERO MUCHO! Hasta prontito!
La Ceci

Anónimo dijo...

felicitaciones, siempre te he leido y creo que sos mas de alli de Montevideo, que de aqui, estoy contenta, espero que pronto desde alla con fuerza nos cuentes lo que pasa, aqui ya lo sabemos.
suerte

Sauf dijo...

bueno...soy recién llegada a este mundo bloggero, y el tuyo, este gato utópico me renovó las ganas de escribir, gracias por eso, espero leerte pronto, mientras se te espera por aca, por este sur que se despereza de tanta mediocridad acumulada, de tanto vomitar semillas para abrirse cálido a esperar su regreso...
hasta la vuelta entonces

Sandra

lamaga dijo...

Desde mi rincón en la oficina de una agencia publicitaria de méxico df escucho la radiodelgato casi todos los días. Me pongo los audífonos y me olvido de méxico, la contaminación, los 10 años fuera del paisito y lamarencoche, como decía mi viejo.
Aguante Gato, no te pierdas.
A mi también me espera el sur...
Abrazo.