jueves, 27 de julio de 2006

Daños colaterales...

Hoy, después de varios intentos puedo volver a escribir nuevamente. Hace ya unos cuantos días que colgué el video de Jesús y ya no pude seguir. Cuando comenzaron los primeros bombardeos israelíes a Palestina sentí náuseas. Ver las imágenes del telediario, donde nos mostraban toda la barbarie llevada a cabo en nombre de esta absurda guerra contra el “terrorismo”. De eso, sabemos bien nosotros, los habitantes de Sudamérica, que no hay peor terrorismo que el terrorismo de estado. Y esto se multiplica si el que lo practica, tiene uno de los mayores ejércitos del mundo. Cuando uno creía que ya nada podría sorprenderle... esas imágenes de impunidad, odio y destrucción hacen que por estos días, mi fe en el ser humano se convierta en asco. La misma noche en que comenzaron los bombardeos sobre la población civil del Líbano, el asco que sentía se iba transformando lentamente en rabia e impotencia. Confieso que me sentaba frente al ordenador y no podía escribir ni siquiera una palabra. Pero esta noche quiero ser políticamente incorrecto, así que no pienso entrar en largas teorizaciones acerca del conflicto entre árabes y judíos. Simplemente porque no creo en los movimientos políticos fundamentados en religiones. Hoy vi imágenes donde un clérigo musulmán llamaba a la guerra santa, pero también vi a varios rabinos y judíos ortodoxos rezar y bendecir las bombas que minutos después la aviación israelí lanzaría sobre Beirut. Las cifras de muertos de uno y otro lado crecen hora a hora. La mitad de ellos son niños menores de 15 años... Anoche una familia libanesa fue asesinada en su apartamento por un tanque israelí, pero también ayer, dos niños israelíes murieron asesinados por un misil lanzado por Hisbolah... A todo esto, que dirá el Santo Padre que vive en Roma? Silencio... Y la ONU? Porque recuerdo bien que cuando Bush quería invadir a toda costa Irak en busca de las armas de destrucción masiva (alguien se acuerda de esto?) el secretario general, Koffi Anan bien que se apuró a convocar una sesión urgente para apoyar a los EE.UU. Hoy cayeron asesinados por un misil teledirigido por Israel, cuatro observadores de la ONU... Tengo claro que si el misil en vez de ser disparado por Israel hubiera sido lanzado por Siria o Irán... bueno bueno... A todo esto, que dice el gobierno de Israel acerca de la masacre contra el pueblo libanés? Su primer ministro, Ehud Olmert calificó a las víctimas civiles libanesas como asuntos colaterales en la guerra llevada a cabo por su gobierno para terminar con la pesadilla terrorista de Hezbolah. Así que más de 150 niños asesinados por las bombas israelíes son daños colaterales... Sin solución a la vista, decía al comienzo que estos son días de victoria para los señores de la guerra, los amos del mundo. Pero lo que ellos no saben, y esa es nuestra mayor arma, es que detrás de ellos, hay un enorme ejército de gente... allí estamos los estafados, los olvidados, los imbéciles, los explotados, los locos, los utópicos, los perseguidos, en fin... que estamos nosotros. Al menos yo, esta noche necesito seguir creyendo en eso.



*Fotos Diario ADN Madrid (www.diarioadn.com)

2 comentarios:

rudosan dijo...

Me parecieron muy sobrios tus maullidos,
Gato, podrías haber puteado más....
Los fundamentalismos cambiaron el 5°mandamiento: No Matarás, ahora es No Matarás A Menos Que...
No importa el color, la raza, la tendencia o la ideología, cualquier fundamentalismo es terrorista.
Y el neofascista estado de Israel no lo es menos. Parecería que aprendieron muy bien de sus maestros los nazis. Como era la excusa aquella de Hitler para invadir Polonia? No te resulta muy parecida a la de los dos soldados secuestrados de ahora?
Disculpa por abusar de tu espacio, y solo quisiera despedirme con un pensamiento del Ghandi: "el fin del ojo por ojo es la cegera de todos"
¡Que la Fuerza te acompañe!
SALÚ!!!

El Gato dijo...

Rudosan: Para nada abusas del espacio, justamente se trata de eso, de intercambiar ideas, pero también de encontrar un lugar donde por lo menos podamos hacernos oír. No te imaginás la cantidad de mails que me llegan pero lo que intento hacer desde el primer día que abri el blog es que la gente participe en los comentarios, que escriba. Así que dale, a escribir. Un abrazo.