domingo, 30 de julio de 2006

Daños colaterales (Otro punto de vista)

Lo que sigue a continuación es uno de los muchos correos que me siguen llegando sin solución de continuidad. Parece ser que la norma en este blog es leer y luego hacer algún comentario a quien escribe pero NO publicar en los comentarios para que todos lo puedan leer y luego, obviamente si así lo desean discrepar o compartir dicho comentario. Decidí publicar este correo previa autorización de la autora. Quien lo escribe es Silvia, una amiga. Naturalmente, judía. Antes y creo que viene al caso, algo que escribió Jesús Quintero, (Hoy El Loco de la Colina, ayer El Perro Verde):
"Nunca seremos iguales, ni falta que hace.
No hay nada más aburrido que la igualdad.
Lo que hace falta es que nos respetemos y respetemos nuestras diferencias.
Que nos sintamos solidarios y unidos.
Que nadie explote a nadie.
Que nadie desprecie a nadie, lo avasalle o lo humille.
Que nadie se crea superior.
Que no seamos iguales no quiere decir que seamos mejores ni peores, sólo diferentes."

Esto es lo que escribió Silvia:
“...El tema es espinoso. No me atrevo a publicarte en la página, porque soy una catrasca en el ámbito informático y quizás lo sea en darte mi respuesta. Lo único que encuentro es que no la siento utópica. Más bien terrenal. Por lo que me atrevo a decir que realmente más allá de lo doloroso de un conflicto bélico, aunque suene extraño, la guerra puede ser una solución. Salvo que se esté de acuerdo con la máxima de poner la otra mejilla, o con al aceptación de nacer para ser cabra destinada al sacrificio.
El Hezbullah prendió fuerte en la población libanesa porque supo, en sus inicios, nacer como la resistencia frente a los franceses, instalados allí. En esas condiciones, las "resistencias" son siempre muy estimadas. Si no preguntale a los españoles de las valerosas resistencias que gestaron (y de paso, te deslizo que se estima que el 25% de sus integrantes, eran judíos, así como los desaparecidos más emblemáticos del terrorismo Sudamericano al que hacés buena referencia, como ser Bleier, o Kreimerman, o los que sobrevivieron como Rosencoff, y que el idisch era el idioma cuasi oficial de las primeras reuniones comunistas a las que supiste asistir, pero algunos añitos antes y miles de etc.).
Hezbullah decidió quedarse al amparo de esa protección que le brindaron los civiles (la cual ellos saben devolver en suculentos aportes, porque la guita llueve en los dos frentes), entreveraditos entre la gente, en un curioso pacto que provee protección de su población querida y muerte a la misma. De esa manera la guerra es entre ambas poblaciones. No hay un "frente" en donde los civiles queden afuera. A pesar de eso Israel, sobrevuela días antes la zona a bombardear, sacando avisos que así será para que los civiles evacuen la zona. No así Hezbullah. A eso se refiere Olmert con la cita "daños colaterales". Israel está siendo evacuada, al azar claro, porque no hay avisos para esa población. Y también tiene daños. En la guerra siempre se pierde. El tema que a veces es necesaria para revolucionar, y a veces lo es para sobrevivir, por extraño o contradictorio que parezca.
Esto es parte del mail de un Haiffense...
“...Gente: Aquí les escribo nuevamente desde Haifa, a la que llegue hoy a trabajar un poco y regar las plantas. Suba en el índice de adrenalina se me produjo a la mañana, ya que la alarma me tomo en las afueras de Haifa en campo abierto, no teniendo donde esconderme pero por suerte cayo en otro lado. Ayer cayeron varios cuetes en la zona que reventaron casas pero no personas. Cayo uno en el Zoo de las krayot pobres animales.! Los nenes lloran pero la vamos llevando. Destrozos de los que te imagines, más allá de la imposibilidad de vivir en nuestra ciudad...”
Silvia.

*Siguen fotos, para ampliarlas hacer click sobre ellas.


4 comentarios:

rudosan dijo...

Bueno Gato, no puedo compartir el punto de vista de Silvia, porque no puedo justificar bajo ningún concepto las guerras de cualquier tipo. La muerte de Personas que no empuñan armas, niños y ancianos que no participan de forma alguna, ni política ni militarmente en nada de la guerra, no es justificable, sean del lado que sean. No podemos dividir muertes inocentes en buenas y malas. Son todas malas. Y hoy día las guerras, por más "inteligentes" que sean las bombas, matan indiscriminadamente, sin diferenciar, civiles, militares, niños, mujeres, ancianos, seres vivos de todas las especies.
Te agrego la nota escrita por Juan Gelman en la contratapa de pagina12 de hoy, que aclara muchísimo el tema:"Errores

Por Juan Gelman
La ONU advirtió 10 veces en el lapso de 6 horas al alto mando israelí sobre el peligro que corría un puesto de cascos azules en la zona del sur del Líbano que su fuerza aérea bombardeaba intensamente el miércoles 25 (El País, 27/7/06). Los militares de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) prometieron cesar el fuego, pero una cosa son palabras y otra, hechos: un misil de precisión made in USA mató a 4 efectivos desarmados de la Finul (Fuerza Interina de la ONU en el Líbano). ¿Serían terroristas? El puesto de observación estaba perfectamente identificado y era perfectamente identificable. Kofi Annan, secretario general de las Naciones Unidas, consideró que el ataque israelí fue “aparentemente deliberado” y lo calificó de “trágico asesinato”. Para el primer ministro Ehud Olmert, se trató de “un error”.
Claro que hay errores y errores. Unos días antes de esas muertes, personalidades destacadas de Israel celebraron en Jerusalén el 60 aniversario de... un acto terrorista: la voladura parcial del Hotel King David el 22 de julio de 1946. Palestina era entonces un protectorado inglés, en un ala del hotel residía el alto mando militar británico y el atentado fue obra de la Irgun. Menahem Begin, jefe de esa organización judía, siempre adujo que era un luchador por la libertad de su país, no un terrorista, porque, entre cosas, nunca había perjudicado a civiles. Pero en ese atentado –aprobado por Ben Gurion– murieron 28 británicos y 63 civiles, 41 árabes, 17 judíos y 5 de otras nacionalidades. Ningún gobierno de Israel lo ha condenado hasta el presente. Antes, por el contrario.
Los que homenajearon el atentado “asumen que un luchador por la libertad es una buena persona y que un terrorista es una mala persona –señala Tom Segev en el diario israelí Ha’aretz (23/7/06).
Casi todo terrorista se autodefine como un luchador por la libertad y viceversa: los luchadores por la libertad son calificados de “terroristas”. Agrega que el ex primer ministro israelí Benjamín Netanyahu afirmó en la ceremonia que “la diferencia entre una operación terrorista y una acción militar legítima se expresa en el hecho de que los terroristas tratan de dañar a los civiles, mientras que los combatientes legítimos tratan de evitarlo”. La captura de soldados israelíes por Hamas y Hezbolá sería entonces legítima. Y ni los 800.000 civiles libaneses obligados a huir de sus hogares ni, si pudieran hacerlo, los 400 civiles libaneses muertos ni los palestinos que las FDI siguen matando en la Franja de Gaza pensarán que los ataques israelíes contra la población entran en la categoría “acciones militares legítimas”. La historia de las FDI está plagada de “errores”.
El fusilamiento de 200 civiles palestinos contra los muros del cementerio de Tantura el 15 de mayo de 1948, cuando una guerra aseguraba el establecimiento del Estado de Israel, sería entonces un error. Otro, la matanza de más de 100 civiles palestinos en Deir Yassin, el 9 de abril de 1948. Otro más, la demolición de la aldea de Qibya y la muerte de 70 civiles palestinos por efectivos al mando del ex primer ministro Ariel Sharon el 14 de octubre de 1953. O la matanza de 48 árabes –incluidos 6 mujeres y 23 menores de 8 a 17 años– en la aldea árabe-israelí de Kafr Qasim el 29 de octubre de 1956. O la de 140 refugiados palestinos y 135 habitantes locales desarmados de Khan Yunis en Gaza el 3 de noviembre de 1956. Y otro error, el asesinato inconcebible de 1500 a 3500 refugiados palestinos en Sabra y Chatila, perpetrado por milicias de cristianos maronitas el 16 de septiembre de 1982 al amparo de las tropas israelíes que habían rodeado los dos campos, ubicados en territorio libanés. Y aun otro, el ataque de artillería del 18 de abril de 1996 contra la sede de los Cascos Azules en Qana, al sur de Tiro, donde se habían refugiado unos 800 civiles libaneses de los que 106 dejaron de vivir.
La ocupación israelí del sur del Líbano de 1982 al 2000 dio nacimiento a la guerrilla de Hezbolá, que combatió y echó al ocupante. Aplicando la teoría de Netanyahu, Hezbolá, como el Irgun judío, podría considerarse una organización que lucha por la libertad contra un Estado terrorista. Cabe aclarar que Hezbolá es además un movimiento político y social que ocupa el 18 por ciento de las bancas del Parlamento libanés y dos ministerios en su gobierno, que sostiene una red de escuelas y hospitales y que desarrolla numerosos proyectos microeconómicos y de infraestructura destinados a reconstruir el Líbano después de esa primera ocupación. Los bombardeos han logrado que el 96 por ciento de chiítas, el 73 por ciento de sunnitas, el 55 por ciento de cristianos y el 40 por ciento de drusos del Líbano aprueben el secuestro de soldados israelíes, según una encuesta que el Centro de Investigaciones e Información llevó a cabo en Beirut.
La muerte de civiles israelíes por atentados suicidas –a los que Israel supo ponerles coto– y la muerte de decenas de civiles israelíes por los Katyushas de imprecisión iraníes que arroja Hezbolá sobre Haifa y otras ciudades, son absolutamente repudiables. Pero la desmesurada respuesta de Tel Aviv en Líbano y Gaza tiene otras explicaciones. El profesor Gerald Steinberg, de la Universidad israelí de Bar-Ilan, asegura que “en cierto sentido, la preparación (del ataque al Líbano) comenzó en mayo del 2000, inmediatamente después de la retirada israelí... En 2004 la campaña militar, cuya duración prevista era de tres semanas y que estamos presenciando ahora, ya estaba diseñada y en el último año o dos se simuló y ensayó al otro lado de la frontera (con Líbano)” (San Francisco Chronicle, 21/7/06). Esto arroja ciertas dudas sobre cuál habría sido el verdadero origen del enfrentamiento con Hezbolá que causó la muerte de ocho efectivos israelíes y la captura de otros dos.
“La moral no está de nuestro lado” se titula la columna del profesor de la Universidad de Tel Aviv Ze’ev Maoz que publicó Ha’aretz el 25/7/06. “Esta no es una guerra justa –dice–; Israel usa una fuerza excesiva sin distinguir entre la población civil y el enemigo, cuyo único propósito es la extorsión. Hezbolá cruzó una frontera reconocida por la comunidad internacional. Esto es cierto. Pero nos olvidamos que, desde que nos retiramos del Líbano, la fuerza aérea israelí ha realizado misiones diarias de reconocimiento en el espacio aéreo libanés. Estos vuelos no causaron víctimas, pero las violaciones de frontera son violaciones de frontera. En esto tampoco la moral está de nuestro lado.” Yagil Levy, profesor de la Universidad Ben Gurion del Néguev señala que el ataque al Líbano es un intento de moldear su orden político a la fuerza. “Aunque supongamos que el gabinete (israelí) tenía claro cuál iba a ser el precio que pagaría el frente interno, ha expuesto a la ciudadanía (israelí) a un peligro real por lo que ha sido presentado como una amenaza futura” (Ha’aretz, 24/7/06).
La Casa Blanca no quiere el cese del fuego que reclaman algunos –pocos– gobiernos europeos, la ONU y la opinión pública internacional: desea “un nuevo Medio Oriente” que dijo Bush, siempre en persecución de un planeta dominado por EE.UU. “Nuestro corazón está con el pueblo israelí –certificó la secretaria de Estado norteamericana Condoleezza Rice–, que sufre ataques terroristas y (el lanzamiento de) cohetes; estos medios no son aceptables en una sociedad culta” (Clarín, 25/7/06). Tiene razón: para las sociedades cultas del llamado Primer Mundo sólo son medios aceptables las invasiones “preventivas” a países soberanos, la ocupación de territorios ajenos, el asesinato de civiles “por error”. Entre otras cosas."
un gran abrazo

El Gato dijo...

Rudosan: Comparto totalmente tu comentario. Pero agrego más, no creo que podamos hablar de guerra, no por ahora, lo que está sucediendo es un bombardeo indiscrimado de parte de la aviación del Estado de Israel contra la población civil del Líbano. Eso no es guerra. Esos son crímenes y todos lo debemos condenar. Que se pongan las pilas los Kofi Annan y el resto de la ONU, pero que paren esta masacre ya. Acabo de leer la noticia de 60 civiles muertos anoche y en su gran mayoria niños... La puta, que duro es todo esto. Saludos.

Anónimo dijo...

HOLA , PARECE QUE EN ESTA GUERRA O GENOCIDIO , COMO EN OTRAS VECES TENEMOS QUE ESTAR DE UN LADO O DEL OTRO , PRIMER ERROR QUE COMETEMOS SI QUEREMOS AYUDAR DESDE NUESTRA IDENTIDAD COMO URUGUAYOS EN ESTE CASO , SOMOS NACIDOS EN UN PAIS ECHO DE A PEDACITOS.
PEDACITOS DE CANARIOS, GALLEGOS, HUNGAROS, POLACOS, SIRIOS, VASCOS, LIBANESES, AFRICANOS, JUDIOS, RUSOS, PALESTINOS, SUIZOS, SEFARADIES, Y NO SE CUANTOS MAS.
A PARTIR DE ALLI TENEMOS QUE ESTAR DE PARTE DE LA VIDA.
ENTONCES PODRE ESTAR DE ACUERDO CON SILVIA O NO ,PERO DEBO RESPETAR SUS SENTIMIENTOS Y DESDE EL RESPETO TRATAR DE MARCAR ALGUNAS OPINIONES QUE HOY LOS MEDIOS DE IN-COMUNICACIÓN DIFUNDEN AL MUNDO , SON DUDAS Y PENSAMIENTOS UN POCO DESORDENADOS O ORDENADOS CON EL CORAZON ,QUE NUNCA TIENE ORDEN ,POR SUERTE , DE QUIEN SE ENCUENTRA EN MEDIO DEL OCEANO ATLANTICO Y VE ALGUNAS SITUACIONES SIMILARES ENTRE EL PUEBLO SAHARAHUI Y EL PODER DE MARRUECOS .
# ESTO ES UNA GUERRA COMO DICEN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN EN EL MUNDO.
¿ENTONCES QUE ES UN GENOCIDIO?
PENSANDO EN EL GHETTO DE VARSOVIA, ES QUE VA MI PREGUNTA.
# EL PUEBLO DE ISRAEL, DE PALESTINA, DE EL LIBANO Y DIGO PUEBLO NO GOBIERNO, NO ES LA CARNE DE CAÑON DE UN GRAN NEGOCIO DE LA INDUSTRIA ARMAMENTISTA.
# COMO DECIA SILVIA DE LAS “RESISTENCIAS” EN MUCHOS LUGARES DEL MUNDO, VARIAS INTEGRADAS POR JUDIOS A LOS QUE RESPETAMOS Y ADMIRAMOS EN TODO TIPO DE “RESISTENCIAS” NO SOLO ARMADA
PERO HOY LOS INFLUYENTES MEDIOS DE IN-COMUNICACIÓN MULTINACIONALES (SIN MAS PATRIA QUE EL DINERO) EN MANOS DE QUIENES ESTAN (CNN, WARNER, DISNEY, ETC, ETC) CREO QUE SILVIA SABE LA RESPUESTA, Y AQUELLA “RESISTENCIA” DESPUES ECHA “GUERRILLA” HOY LA BAUTIZARON “TERRORISTAS” (ESTAS CONMIGO O CONTRA MI) Y TODOS A LA MISMA BOLSA.
# QUE EL PUEBLO ISRAELI SE MERECE SU LUGAR EN EL MUNDO NO TIENE DISCUSIÓN, LO QUE NO ENTIENDO ES QUE SIENDO TAN BUENOS NEGOCIADORES, PORQUE NO CUMPLIO NUNCA DESDE 1949 UNA RESOLUCION DE LA ONU, SOLO EL APOYO DE EEUU SOSTIENE TANTA FALTA DE RESPETO, OTROS PAISES FUERON MASACRADOS.
# LO PEOR ES QUE LOS PUEBLOS PAGAN LAS MALAS ACCIONES DE SUS GOBIERNOS, EL TEMA ES QUE NO SE QUIEN GOBIERNA ISRAEL, YA QUE HOY LA DEMOCRACIA EN EL MUNDO ES UN JUEGO GASTADO, EL PODER ES EL QUE DECIDE Y EL ESTA POR FUERA DEL JUEGO DEMOCRATICO.
# YO NO SE QUE PASARA, SI ESTO TENDRA UN FIN QUE HOY NO SE VISLUMBRA NI BUENO NI CERCANO, LO DE QANA A QUIEN AYUDA, SOLO AL DESARROLLO DEL ODIO, Y SE DICE QUE “CADA UNO RECOJE LO QUE SIEMBRA”.
# AUNQUE ME DUELA POR LOS AMIGOS JUDIOS QUE CONOZCO DESDE LA NIÑEZ EN LAS CALLES DE LA QUERIDA Y LEJANA MONTEVIDEO ,DE SALOMON EN LA TIENDA “LA AUSTRIACA” , DE LAS COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS DE LA ESCUELA “ITALIA” SILVIA FUSCH ,MAURICIO, SALOMÓN ,VLADIMIR , COMPAÑEROS DEL OLIVOL COMO EL “RUSO” RESECOSKY , Y TANTOS MAS ,QUE ME DUELE POR ELLOS Y POR EL PUEBLO ISRAELI ,NO POR SU GOBIERNO QUE NO MERECE NINGUNA CALIFICACCION .
TODOS SOMOS RESPONSABLES DE QUE SIGAN MURIENDO PERSONAS A CAUSA DE LA ESTUPIDEZ HUMANA, PERO LA HIPOCRESIA ESTA BIEN COTIZADA HOY EN LA BOLSA.


DESDE LANZAROTE –ISLAS CANARIAS
PARA EL GATOUTOPICO
PITINGO CHICO

Anónimo dijo...

I found this site using [url=http://google.com]google.com[/url] And i want to thank you for your work. You have done really very good site. Great work, great site! Thank you!

Sorry for offtopic