martes, 28 de noviembre de 2006

De lecturas, sentires y pensares...


"...ya para entonces me había dado cuenta de que buscar era mi signo, emblema de los que salen de noche sin propósito fijo, razón de los matadores de brújulas..."
(Julio Cortázar - Rayuela, cap. 1)


"...solo quiero saber que sos consciente de todo esto..."
Me respondió el espejo...
(Yo, hace un ratito... cuando pasé frente al espejo del comedor...)

Mujer que dice chau - Eduardo Galeano (le agregué de fondo el bandoneón de Leopoldo Federico en Flores Negras...)

8 comentarios:

Luis dijo...

¡Demasiado para esta hora del día!

En fin, que en cuanto a sentires, a mí estos días me anda resonando otra frase (espera que la encuentro).

Cuando un hombre descubre que su destino es sufrir, ha de aceptar dicho sufrimiento, pues esa es su única y sola tarea. Ha de reconocer el hecho de que, incluso sufriendo, él es único y está solo en el universo. Nadie puede redimirle de su sufrimiento ni sufrir en su lugar. Su única oportunidad reside en la actitud que adopte al soportar su carga.
El hombre en busca de sentido - Víctor Frankl.

No lo aplico a mí (mi tristeza es usualmente producto de una rebeldía hacia muchas cosas, y a veces, mal enfocada), pero hay gente que padece y padece y nunca le pasa algo realmente bueno, o mejor, cuando por fin le pasa algo bueno... se enferma y cae...

En fin, no creo que haya sido la intención del post ni de la obra sutilmente musicalizada por vos, pero... es hoy a la mañana lo que me pasa... o lo que pienso

Un abrazo, querido amigo, y que andes bien

Gise dijo...

"...solo quiero saber que sos consciente de todo esto..."

Y yo sólo quiero saber cómo se llega a saber cuando se está consciente de todo. Y qué es todo.

¿Me decís?

Saludos :)!

retobados dijo...

Creo que cuando nos decimos eso, es realmente que tenemos un 100% de conciencia, y ahi es la parte dificil de digerir.
La verdadera conciencia quita cualquier rasgo de fantasia estamos frente a frente de la cruda realidad.
Comparto parte de lo que dice Luis, muchas veces mi tristeza se debe a mi rebeldia.

Sofia dijo...

así es astar muy aca quitaría fantasía y es mas las ganas d evivir, por eso... esto y todo lo que hacemos

Anónimo dijo...

Peeeero... Gatiño, ya al comenzar citando a Cortázar ha sido suficiente. Los matadores de brújulas, gente con destino y sin destino a la vez dependiendo de qué punto de vista apliquemos al verlo.
"Que sos consciente de todo esto". Habría que ver qué es todo esto, a qué le llama... pero seguro que nunca se es totalmente consciente de todo, sino que siempre hay una parte, así sea mínima, que queda escondida a nuestros ojos, oculta ante nuestra alma. Y no la vemos, pero está, quizás nos imaginamos la mera posibilidad de que esté.
Mmh. Creo que a lo mejor me fui por las ramas o parecí filosofar. Besotes.-

El Gato dijo...

Luis:
Y yo que se el sentido de este post... Cosas que se mueven dentro de uno. Es verdad que hay gente que solo se queja frente al espejo, pero sabés que pasa... a lo mejor... sus espejos son mudos o ellos sordos. Cuando ellos también puedo decir nosotros. Abrazo grandote y mandeme noticias del blog!

Gise:
No... no puede decirte. A veces todo es nada y nada es todo o un poquito así (junto los dedos dejando apenas medio cm. entre ellos) Quizás el momento de mayor consciencia se llame locura, pero no estoy seguro... andá a saber. Beso grande!

retobados:
Ay qué lindo che... recibirte acá, saber que estás bien... Lo mismo... yo que se... Comparto contigo, la rebeldía deja tristecías...

sofia:
Sucede que a veces, la gente tiene de vivir y no puede, no se anima o no ejerce... beso grandote!

anita:
está confirmado que los matadores de brújula no tienen destino... más aún, se niegan a que lo haya. Y si algún día lo encuentran, aunque equivocados, doblarán en la próxima esquina sabiéndose perdidos. Si vos te fuiste por las ramas será para florecer. Beso grande!

Gabriela dijo...

Dejame ver.

Oliveira:
Busca, busca (un piolin rojo), busca (una mujer) y en ese empeño por saber, de a ratos, se olvida de entrañar: desama el movimiento del camino. (Para mí que tiene raptos de lucidez, de locura, donde se encuentra en verdad con La Maga, con sus gatos y hasta con los piolines.) El asunto no es llegar al cielo. El cielito es el deseo. Como la sed. Todo es este mundo.

Yo no confío en eso de la "conciencia", che. Y casi te diría que tampoco en los signos. En mirarse uno siempre, sí. En los 1000 ojos de Argos. En los ojos cerrados para descansar.

El Gato dijo...

gabriela:
Mi querida y eterna Pájara... yo de vos solo aprendo. Sí... extraña química, usted habla y yo me voy cantando. Cuando la Pájara sos vos... el que queda cantando soy yo. Por eso voy todos los días a su nidopeceranido. Un beso grande!