sábado, 25 de noviembre de 2006

Historias mínimas...

I) Este gris que invadió Denia sin avisar... Este gris que se puso de moda, aunque se vistan de rojo, azul o amarillo... los espejos nos dicen que por estos días, todos andamos grises. Como aquel día en que te fuiste... los dos sabíamos que debía ser así. Y así fue. Fueron cinco años juntos... cuantas cosas compartidas... Te recuerdo en La Pedrera cantando junto al fuego, mientras el océano te hacía los coros... Ahora te escucho a través de la voz de Mariana y la sonrisa se me dibuja de pronto. Desde el día aquel, también junto al fuego, en que nos conocimos allá en lo de Raquel, hasta ese día en que te vi partir por la calle Paraná con tu bolso colgado y tu tapadito marrón... No se si los viste, pero cuando ibas saliendo, desde la ventana del comedor, te hice una lluvia de papelitos de colores...



II) Ella no pudo ocultarlo más... Le dijo a él “...mirá, tenemos que hablar... no podemos seguir así... pará... dejame hablar...” Y habló... Allá quedo él, con el ajuar para el casamiento envuelto en nylon... llorando y preguntándose... por qué? Ella se tomó el 68 a Malvín y apareció en el apartamento de Amería y Yacó, tarde... muy tarde en la noche. Me contó lo sucedido. Estaba triste... muy triste por él, pero contenta... por ella. Hablamos durante horas y horas. Me contó de su amor por Sandra, de las citas clandestinas, de cuartos de pensión inundados de amor, placer y sudor. Ella, Sandra se había marchado a Chile... la estaba esperando. Entre vino y vino, la madrugada nos encontró riendo, borrachos y sintiéndonos enormemente buenos. Como el Pope tenía que trabajar toda la noche en el ómnibus, ella se acostó en su cuarto. Yo... borracho y sabiéndola feliz me quedé dormido al instante. No había pasado mucho rato cuando sentí que alguien se metía en mi cama. Cuando la mañana entró por las rendijas de la ventana, nos encontró a los dos llorando... abrazados. Esa fue la última vez que nos vimos y de eso, han pasado muchos años. Hoy, ella sigue junto a Sandra en algún lugar de España...
Alcoba azul – Lila Down

15 comentarios:

Cecilia dijo...

Pensar que la vida de cada uno de nosotros va tomando forma y color de acuerdo a las decisiones que vamos tomando. Porque eso de que “está todo escrito” es una mentira que normalmente utilizan algunas personas para no hacer nada, ni bueno ni malo, o por lo menos si se equivocan le echan la culpa a que “estaba escrito”. Una decisión tomada en determinado momento nos puede arruinar o acercar a la gloria. Muchas veces tenemos que decidir sacrificando la felicidad de alguien y en la mayoría la nuestra misma. Qué responsabilidad! Andar por la vida tratando de elegir siempre lo correcto. Qué vértigo! Siempre diciéndome: No me puedo equivocar. Ahora sé porqué soy tan indecisa: tengo pánico de equivocarme. Pero terminé hablando de mi y lo que quería decir es que algo me hace presentir que esa chica tomó la decisión correcta. Quizás esperó demasiado pero lo importante es que no dejó que el tren se le pasara de largo y cerró un capítulo para escribir otro más auténtico. Te mando un beso. O un abrazo? Mmm, ya me decidí: los dos

Luis dijo...

uauh... 8-O

Impresionante, el post y el tema (al vídeo no lo miré, estoy tratando de terminar un trabajo práctico para la facultad, que tengo que entregar antes del 1/12)...

Un abrazo, viejo, and thanks for all :-)

El Gato dijo...

Cecilia:
Y sí... yo creo que tomó la decisión correcta... se fue con quien ella amaba y asumió su felicidad. Qué va a estar todo escrito! Lo escribimos a diario, hora a hora... cada decisión, cada respuesta, cada pregunta... pero también cada error. Che... está bueno también equivocarse... a veces también está bueno... Yo te mando un beso y un abrazo...

Luis:
Che... vos estás seguro que el post es impresionante? Mirá que me quedo más que contento, eh? El tema también? Mirá vos... me la voy a terminar creyendo y todo... Otro abrazo para vos, hermano y cuidate mucho.

Luis dijo...

si, me gustó mucho, cómo está narrada la historia, las palabras mínimas...
Si querés, te critico el título, jajaja... Nunca una historia de amor es mínima...
(y es broma, no se me enoje, o no se fastidie, como dicen en España)

Un abrazo, viejo

El Gato dijo...

Luis:
'tá bien bo'... abrazo.

Mar dijo...

Mil besos y mil abrazos para ti...de la historia...yo me quedaría con ese dormir juntitos en el corazón y me sentiría muy feliz con ese recuerdo.
Mis cariños para ti,
MAR DE CHILE

Mar dijo...

La vida nos sorprende amigo, nos sorprende y si no fuera asi horrible, tu corazón esta lleno de color no te contagies de gris.
Sorry por continuar aquí...
MAR

Sofia dijo...

bichando, bichando este blog, enconrté cosas muy interesantes, y una cierta afinidad de gustos musicales, ni que hablar de los ecritores qu ecitas, son como padres ficticios, pero mas allá de eso, te pregunto si me podrias pasar (si lo tenes aun) un correo de la juana molina, con preguntar no pierdo, no?

saludos y gracias por ir al blog

Gaby dijo...

Gato! Qué buena canción! No te mimetices con el gris por favor...nunca me fueron simpáticos los matices medios, que no son ni una cosa ni la otra y la verdad...es que no te veo en el gris!
Abrazo bo`

El Gato dijo...

Mar:
Claro que el corazón está lleno de colores, también de gris. Vos no tenés que pedir "sorrys"... ya sabés que podés venir, entrar, salir... lo que quieras y todo eso, sin avisar. Abrazo y beso que vuelan para Santiago, si se demoran es porque el semáforo de la Av. Grecia está roto...

sofia:
y a mi que me encanta ver que una poeta anda vichando entre mis cosas... vichá tranquila, desarmá, revolvé... hacé lo que quieras... pero cuando te vayas me arreglas los libros y los cd's, si? Te mando mail por lo de la Juana. Un beso y nada de agradecer, está en su casa.

gaby:
Hola Gaby! Está buena la canción, viste? Es un tema bastante viejo pero que cada tanto se me viene a la memoria. Che Gaby, vos no te preocupes que yo mirá que también disfruto de mis grises, no vayas a creer que no... Además para ir del blanco al negro y viceversa, inevitablemente tenemos que pasar por los grises, no? Otro abrazo bo'... ah... mire que sigo queriendo mucho, ta'?

Sofia dijo...

huy! que bueno, muchas gracias (si soy de agradecer) sin palabras
te paso mi correo: sofiagc@montevideo.com.uy.
Bien un saludo y te dejo todo en orden....

Francisca Abreu dijo...

Buenísimas historias, sin embargo creo que hay días en que es necesario vestirse de gris, cubrir el alma y el corazón de luto, Para finalmente continuar con lo que viene.

Abrazos

El Gato dijo...

sofia:
ya te el mail. Ah... gracias por dejar todo tan acomodadito... un lujo che.

francisca:
Y esto como es? Si te cuento que recién acabo de dejar un comentario en tu post y al volver te encuentro aquí... que fuerte... Justamente te decía que yo ando vestido de gris y vos soñando a un hombre que una vez se pintó de colores. Que lindo saber que quizás mañana yo también salga pintado de azul a la calle. El mismo azul que canté en tu blog. Chilena, un beso grande...

Dosto dijo...

Que linda historia Gato, la cancion no pude escucharla, esto es internet argentina, que se le va a hacer!!! Me gusta que esa persona haya dejado la comodidad de un matrimonio con una persona querida, por el amor de su vida, sin prejuicios y sin pensar en el qué diran. No siempre hacemos lo correcto, o mejor dicho muchas veces hacemos lo políticamente correcto y no lo que nos dicta el corazón. Besotes, bo!!!

El Gato dijo...

dosto:
si te gustó la historia... ya está. La canción quizás sea para ubicar la historia en el tiempo. Bo' gurisa... beso grande!