lunes, 8 de enero de 2007

Historias mínimas III

Ella le dijo “...nene... tenés que madurar... aunque sea un poquito, pero tenés que madurar...”
Él la miró de reojo... y le contestó “... es que no puedo... trato... pero no puedo”.
Ella no lo escuchó.
Porque él no se lo dijo...



"Se la nube sola en mi pradera,
seré tu querido verde,
y serás sombra en mi mitad,
y si ves que mi verde se quema,
llueve tu llorosa pena,
y el verde nuevo se hará..."

Jorge Fandermole

10 comentarios:

G dijo...

Será que no queres desprenderte, fruta.

El Gato dijo...

yo?... fruta yo? hmmmm

La Maga dijo...

En algunas cosas no quiero madurar lo reconozco y sè que me aguantan de esa forma, las mejores frutas son aquellas que estàn en el punto justo pero no se puede apurarlas o dejarlas pasar, serà en el momento justo, si estamos bajo el àrbol mejor...

Besos con gusto a manzana...

Luis dijo...

Desde hace como un mes que estoy en una etapa que mucho no me interesa el tema de la maduración.
Digo, las cosas son como son. Parte de lo que pienso se lo dijo recién a la estimada NTS en su blog (Estoy cansado...), pero ¿viste cuando a uno algo en su vida le hizo "clic" y del golpe, comprendió, entendió, que todo lo que siempre ansió estuvo ahí?
Pero uno se sumerge en estos mandatos modernos de crecer, de ser un hombre, de ser responsable.
Uno de los primeros santos que tuvo la orden de Francisco de Asís, cuando tuvo encima la perfecta alegría, dicen que no hacía otra cosa que cantar como un pájaro, y así me siento ahora, no con la perfecta alegría, porque no es eso lo que busqué siempre, sino (como dije en mi blog) paz en el corazón y serenidad de espíritu para entender que la vida es como el flujo de un río. A veces hay crecidas, a veces hasta arrastra todo, a veces el cauce apenas si lastimeramente cae de cayo en cayo, a veces los niños y las niñas se bañan en él, a veces los hombres sacan de él peces para alimentarse... y nada es para siempre... hasta que todo sea, definitavamente.

O esa es mi declaración de fe, en lo que creo, con una certeza profunda en mi corazón, hoy, ahora, certeza que, obviamente, no es racional, no es fruto de mi raciocinio. Sí, tal vez, fruto de mi experiencia de vida, pero mucho más de aquello en lo que creo: "esto, Pedro, no te lo reveló ni la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en el Cielo"...

Así ando, ¿vio, don?

Un abrazo enorme, amigo, y si necesita tomar un mate, sabe donde encontrarme.

El Gato dijo...

maga:
y quién dijo que está mal no-madurar? Claro... eso de estar bajo el árbol... tiene su encanto. Rica la manzana... yo te lo devuelvo pero con una ramita de canela...

luis:
hablaste de ríos... eso es asunto serio, sobre todo esos torrentosos... que te arrastran... a veces está bueno dejarse llevar... como no... Ahhhh le acepto lo del abrazo y lo del mate, pero yo llevo la yerba, si? ...la de ustedes tiene mucho palito...

Luis dijo...

jajajaja...

Sí, me acuerdo de esa objeción de otros amigos uruguayos... Que la nuestra tiene demasiados palos y que el agua la tomamos fría (algunos hasta decían helada) porque el verdadero mate se toma sin palitos y con agua hervida...

Un abrazo, querido amigo

_Guada dijo...

Conozco una historia parecida sí... pero estoy en la etapa del "toda historia tiene su razón de ser" aunque por el momento no tenga idea cual sea esta.
Besos y abrazos grandes como un cerro y frescos como una bahía.

..·: Anita :·.. dijo...

Cuántas veces una se resigna a cambiar... por más que lo intente, una fuerza interior hace que esa resignación se manifieste inconscientemente. Y en la maduración ocurre lo mismo. Cada uno madura a su tiempo, en el momento que le es indicado (indicado no sólo para sí mismo, sino indicado en la vida, en forma general). Por otro lado, en más de una ocasión hemos dicho cosas sin llegar a decirlas, esperando que el otro nos "escuche", intentando darle una respuesta sin dársela. Me gustó este post, porque en la sencillez de las palabras tiene tanto para pensar y reflexionar... un beso grande.-

Gaby dijo...

Bella, bellísima canción, don Gato!!! En cuanto a madurar no sé si es tan bello...yo me siento muy madura en algunas cosas y siempre niña en otras!
Abrazote!

El Gato dijo...

luis:
Y sí... que quiere que le diga... el mate es mate... que eso de andar chupando palitos...

guada:
mirá vos... historias de esas hay a montones, de las otras también. Yo te mando la farola, si?

anita:
Cada tanto tengo que meter post así... chiquitos... porque sino la barra se cansa de leer. Y no los culpo... hay veces que uno se pone denso... y encima cuestiona, escucha, ve... encima eso... Otro beso grande para vos!

gaby:
Volviste!!! Usted siga así, eh?
La canción... trae recuerdos, no?
Un beso grande!