sábado, 13 de marzo de 2010

Acerca de los trapecios y otras cuestiones

Estación de Chueca en la madrugada...

Laura Granados - No me dejes a solas



decime vos... vos que amás
a los perdedores, a los poetas
y a los locos...
acaso sabías que este nuevo oficio
de trapecista sin red
no tiene vuelta atrás?
sabías que si no cazás
el trapecio a tiempo
te harás mierda contra el suelo?
y ya no habrá aplausos...
así como nadie aplaudía
a los pilotos japoneses
cuando se ponían al cuello
un pañuelo bordado
por alguna muchacha en tierra
y enfilaban su avión
hacia una muerte segura
así como el gusano no sabe
de su muerte mariposa
tan hermosa...
pero muerte al fin
eso te mantiene vivo?
claro...
como sos gato seguís jodiendo
pero cuántas vidas te quedan?
mirá que eso de tener siete vidas
no es solo cuestión de almanaques
así que ahora... trapecista sin red
mirá vos...

ojalá te crezcan alas
para cuando te alcance el olvido.

G.T.
Madrid - marzo del 2010

9 comentarios:

Marple dijo...

Tal vez sea mejor ser una serpiente. Cambiar la piel para curarse de las heridas y librarse de parásitos y otros males.Continuar viviendo pero con una piel nueva.
La serpientes ses símbolo de salud y sabiduría y además está aquello que dice: "manso como paloma y prudente ( o listo) como serpiente". No está nada mal como consigna de vida
un abrazo.

Todo pasa.

Elizabeth dijo...

Un gato con alas!!! qué buena idea.

Beso grande desde el paisito de cielo azul.

El Gato dijo...

Marple:
Tal vez sea mejor ser una serpiente y tengas razón. Pero acaso las serpientes cuando cambian la piel también olvidan?
Yo no quiero eso... ah no...
Prefiero lamerme las heridas...
en eso estamos.
Saludos!

Eli:
Qué lindo encontrarla, compañera!
Pero ojo que a este gato aún no le llegó el tiempo del olvido. Y quizás no llegue nunca. Pero si llega, ahí sí tal vez... me crezcan alas.
Otro beso para vos y tu familia.

amelie dijo...

¡Qué lindo, amigo! Coincido con Bea (anterior post) en que estás escribiendo cada vez mejor. Y qué curioso me resulta aún verte escribir de Madrid, sobre Madrid y en Madrid. Linda foto. Linda música (que pudimos compartir). Beso grande

Bea dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bea dijo...

Gatito, yo no te pido que olvides.
Eso sería horrible!, pero sí te pido que no pienses en el almanaque. No tiene sentido.
Mejor recordá (aunque te duela), y seguí viviendo para tener más recuerdos.

Yo sé muy bien lo que quisiste expresar y el porqué.
Pero quiero que sepas, que esta amiga, nunca, pero nunca te dejará a solas.
Porque te quiero mucho, y aunque te fastidie, siempre estaré a tu lado.
Las alas ya te las veo, mejor dicho, siempre las tuviste.
Por lo tanto nunca te va a alcanzar el olvido.
Vamos que el verde nos espera con el motor prendido!
T.Q.M.

Eduardo dijo...

Marzo del 2010 parece mentira cuantos años han pasado, el olvido no existe lo que si pasa es con el tiempo las heridas van cerrando y te van quedando con los mejores recuerdos, asi que empezar de vuelta es algo que nos pasa seguido. Querido amigo vos sos un tipo especial, todos los dias sale el sol y nace una esperanza nueva, no te preocupes que la vida te va dar otra vez una nueva oportunidad como tantas has tenido a lo largo de tu vida. Te deseo lo mejor para vos. Parece mentira ya va hacer un año que estuviste por aca , un abrazo grande y abri las alas que no te vas a estrellar.chauuuu te quiero mucho hermano cuidate.

El Gato dijo...

amelie:
Oiga... que dice? me hace poner colorado y yo... rojo sí pero colorado... Recién terminamos de despedirnos en la boca del metro y te juro que quedé naranja para el resto del día. Gracias por la energía y por estar, siempre.

Bea:
Que yo estoy bien, Bea... claro que sí. Y los que quiero, también están bien. Solo que las palabras se me andan desparramando de los bolsillos, nada más que eso.
Un beso grande y saludame al Santi, sí?

El Gato dijo...

Watto del alma... es cierto, un año ya desde aquellos abrazos de oso que nos dimos. Y aquel saberse querido por gente buena... Cómo no ser agradecido? Y si alguien sabe algo acerca de lamerse las heridas hasta que algún día, seguramente cicatrizarán, ese sos vos. Que vamo'arriba Watto querido... a meter y meter, con fe p'al segundo tiempo... carajo!