sábado, 30 de diciembre de 2006

A todos...

Nada de balances... nada de cuentas pendientes... total, para qué? Que son días de moco flojo y no por estar resfriados... Que la gente anda distinta... y está bien. Que yo estoy ausente... y sí... Pero hoy que se me termina el año... hoy me quiero quedar con la calidez del abrazo... que digo el abrazo... con las montañas de abrazos de todos ustedes. Para los que entran y no dejan comentario alguno, para los que se emocionaron y me lo hicieron saber, para los que me bancan a muerte la melancolía... para los que están podridos de oírme hablar acerca de Montevideo... pero igual me sonríen. Para los que me abrazaron a lo largo de todo este año... para los que abracé... para los que me acurrucaron... para los que me escriben al oído... para los que entendieron mis señales, mis ruegos y mis gritos... y para los que no los entendieron... también. Y siempre... siempre a mis eternos amigos... y a todos ustedes... entrañables... compañeros de ruta en esta incesante búsqueda de las utopías...

"Fuera locura pero hoy lo haría;
Atar un moño azul en cada árbol.
Ir con mi corazón de calle a calle.
Decirle a todos que los quiero mucho.
Subir a los pretiles,
gritarles que les quiero.
Fuera locura,
pero hoy lo haría."
Líber Falco

Yo también che... yo también...

Laura Canoura - Himno al amor

6 comentarios:

_Guada dijo...

Gracias por todo lo que nos aportas Gato... sabes que te quiero con mis cuegues y sin ellos, ya te conté que yo no idealizo a nadie pero este blog es un referente para mí. Este año más de uno nos tomamos licencia de balance. Este día amaneció con una tensa y confusa calma...
Besos Gato

Luis dijo...

jejeje... Todo para hacer saltar la vena sensiblona ;)

Querido hermano, un abrazo muy fuerte... y un año que sea tiempo, para empezar un poco mejor, de paz...

Y de eso hablaré en uno de mis próximos post.

Cuidate mucho, amigo, que los que te queremos, queremos seguir sintiendo tu mano amiga por acá

Cecilia dijo...

Y si, se nota una ausencia… Y a una le gustaría hacer algo más que escribir mandando saludos… Pero bueno, no queda de otra. Por acá un dia gris como pocos, y la lluvia se va juntando en los jardines, y las gotitas son chiquitas, pero no pararon de caer en todo el dia, como llorando no sé qué cosa… De golpe tuve que frenar, porque no hubo manera de seguir trabajando. Todo se frenó, los clientes están de fiesta, el celular solo suena para saludar, y todo indica que hay que esperar al 2 de enero para volver a empezar. Al principio me enojé un poco por tener que tomarme vacaciones a prepo, pero hoy ya me hice a la idea de disfrutarlo un poco. Es que justo me tocó parar en esos días cuando prefiero no pensar, no recordar, subirme a la moto y apretar el acelerador. Y no es que esté mal, melancólica si, mal no. Como te contaba en otro post, yo tampoco hago balances, aunque reconozco que este año para mi fue de mucho crecimiento. Y lo que siempre digo, gracias a la vida porque siempre me está dando segundas oportunidades. Y lo mejor de todo, me abre bien los ojos para que las vea y no las deje pasar. Pero también vos sabés que la vida a veces te saca cosas, presencias que te hacen falta a lo largo de toda tu vida, imágenes, voces, figuras que uno va alimentando en su recuerdo tratando de que cada vez duelan menos. Y de repente, se me da por escuchar al negro Do Prado diciendo: “Se vive a bocanadas de golpes y alaridos, se ama con premura, se escribe a contrasombra, se late con sigilo apresuradamente… Se sabe ser susurro, pasillo de memorias. Se está estando de acuerdo, se admite, se supone. Se ata la crin del potro que adentro nos resopla. Se vive respirando las puertas entornadas, se palpa como a seda la situación que toca, se quitan los zapatos para entrar a la idea… Se es condescendiente, ubicable y elástico.” Y me reconozco un poco masoquista. Porque justo en estos momentos me enchufo los auriculares y me viajo con la música a todo volumen, encontrando en alguna que otra letra un golpe bajo. No puedo dejar de escuchar “Cantares” del Nano y hasta parece que disfruto cuando se me pone la piel de gallina. Pero como siempre, cada tanto me reencuentro con mis pensamientos, mis nostalgias. Es más, en cuestión de minutos sé que voy a estar abriendo la caja de las fotos, como pa’ rematarla. Total, yo sé que es cuestión de horas. Mañana, último día del año, voy a volver a cocinar cantando, voy a decir que es muy importante que los tres, juntos y solos, estemos contentos, que demos gracias por todo lo que tenemos y por estar bien. Hacer el ritual de prender una vela juntos, que ya la tengo, una como la que vos comprabas de blackberry, te acordás? Grande con 4 mechas. Bueno, yo conseguí una igual pero de manzana, canela y miel. Y como decía, prenderla juntos, pedirle todos los deseos que tenemos para el 2007 y agradecerle por todo lo del año que se va. Llamar a todos los que la tarjeta me permita tratando de robarle algún minuto a la de Jorge sin que se de cuenta. Llenar baldes de agua y a las 12 tirarlos para afuera como despojándome de todo lo malo que pueda estar molestando. Y recibir el año con un buen brindis, sin mencionar nada en particular en voz alta pero pensando de todo, como siempre, lo más importante me lo grito para adentro. Y ver la sonrisa nerviosa de Bettina, diciendo: Ojalá que este año si pueda ver a papá! Y entre los tres tejer metros y metros de ilusiones y deseos, que a lo largo del año cada uno se hará cargo de hacerlos realidad. Como siempre me extendí demasiado. Porque al fin y al cabo yo quería decirle al gato, a la señora del gato y a los gatitos que los extraño demasiado. Que me duele saber de lejos que están pasando un momento doloroso y no estar. Que a pesar de esa gran pena les deseo un muy pero muy feliz 2007. Como siempre desear que sigas detrás de las utopias, porque parafraseando al Nano “Sin utopia la vida seria un ensayo para la muerte. Ay utopia, que alumbras los candiles de un nuevo dia.” Te mando un beso y un abrazo fuertisimo y otra vez: Feliz 2007

..·: Anita :·.. dijo...

¡Qué lo tiró, Gato! si usted sabe que siempre es un placer leer sus posts, usted siempre logra remover algo aquí dentro, en el medio del pecho, en el alma. Un beso enorme y el más afectuoso abrazo. ¡Fuerza, querido amigo! feliz comienzo de año :)

El Gato dijo...

guada:
que me va a dar vergüencita...

luis:
yo también lo quiero mucho...

cecilia:
quedate tranquila... seguiremos detrás de las utopías, claro que sí...

anita:
placer... el haberla conocido a Ud... señorita maestra!

..·: Anita :·.. dijo...

El placer también ha sido mío. Gracias por lo de "señorita maestra", ¡me encantó! :-)