jueves, 21 de octubre de 2010

Y el "Sabalero" agarró y se fue...


“Esta noche es de recuerdos,
este brindis por Pierrot,
quedan pocos Sabaleros
aguantando el mostrador…”
(Brindis por Pierrot – Jaime Roos)

Otro de los nuestros que se fue...
José Carbajal… el “Sabalero” agarró sus cosas y se fue.
Solito él y su alma se nos fueron de gira para siempre.
Hace una hora llego del supermercado y Julio me da la noticia:
-Bó… se murió el “Sabalero”-
-Naaaa…- pero la cara de Julito que era la cara de la tristeza, me lo confirmaba.
-Lo encontraron muerto hoy a la madrugada en la casa-
Leo las crónicas que vienen llegando desde Uruguay. Cuentan que murió de un paro cardíaco… que fue su representante quien lo encontró ya sin vida en su casa de Villa Argentina… que estaba por comenzar una gira por todo el país…
Se nos fue uno de los más grandes cantautores que haya dado el Uruguay.
Cantor de las cosas diarias, chiquitas, comunes… pero llenitas de poesía.
Integrante de aquella irrepetible generación de músicos como Osiris Rodríguez Castillo, Alfredo Zitarrosa, Anibal Sampayo, Daniel Viglietti, Numa Moraes, Los Olimareños, Manuel Capella…
Venido desde su Juan Lacaze natal, hizo cantar por chamarrita al Uruguay entero.
Las chamarras, candombes y murgueces del “Sabalero” son desde su comienzo, patrimonio del pueblo. 
Si habremos cantado en Atlanta, Dénia y Madrid “sentados al cordón de la vereda…”. No hay asado ni reunión de uruguayos, ya sea en Toronto, Nueva Jersey, Australia donde no se cante ese himno popular. Y fue el pueblo quien lo adoptó. No hay, no puede haber premio mayor para un artista. 
En las escuelas uruguayas se canta “Chiquillada”… “pantalón cortito, bolsita de los recuerdos…” y su obra “La casa encantada” es motivo de estudio en los institutos de secundaria.
Cierta vez le preguntaron a Pablo Neruda si haber recibido el Premio Nobel había sido su mayor logro. Don Pablo respondió que no… para él, su mayor orgullo era que en las minas del norte de su amado Chile, los obreros recitaban “Canto General”.
Lo mismo pasa con José, su obra lo trasciende y cuando un pueblo entero decide quien es su cantor, tal como pasó con Alfredo Zitarrosa… se acabaron las discusiones.
El “Sabalero” fue un tipo polémico pero honesto. No se calló. No lo callaron.
Sufrió al igual que miles de uruguayos, el largo exilio durante la dictadura.
Su vuelta fue un festejo... 
Del aeropuerto al Estadio Franzini… el reencuentro del cantor con su pueblo.
A José lo conocí en el estudio “Stradivarius” hace un buen tiempo ya. Carlitos Vidal estaba grabando su segundo disco y el “Sabalero” participaba en “Ciudad Vieja”, uno de los temas de aquel disco.
Recuerdo un cumpleaños del Pope Terevinto, donde entre asado y truco nos bajamos unas cuantas botellas de Jhonny y José junto a Manuel Capella se cantaron todo…
Después de una punta de años nos reencontramos en Dénia. Esa noche del verano del 2007, José actuó junto a Araca La Cana y Kalakán, la comparsa candombera del “Negro” Michel.
Con el “Memo” Cortés de Araca, murguero de toda la vida y compañero de mis tiempos en Montevideo Refrescos, con mi amigo el escultor Jorge Castro y con el “Sabalero” nos pusimos al día. Tantas cosas habían pasado… tanta ausencia, tanta despedida…fue la última vez que nos vimos.

Y esta madrugada fue José quien cantó la despedida.
El “Sabalero” agarró y se fue.
Se nos fue de gira y para siempre.
Aplaudan…
Como cada vez que se va uno de los nuestros… aplaudan.
Que las manos queden rojas, pero bien rojas…
hasta que de ellas salgan pájaros.

Como decía el bueno de José…
“…cuando levanta el repique
se eriza el inquilinato
y es el grito de esta raza
que se trepa a los tejados
para cantar sus cantares
tan libres como los pájaros.”

José… allá donde estés, salud!


Entrevista a José Carbajal en Canal Encuentro (Argentina)



LA CASA ENCANTADA

La orillita / A mi gente



Techo de zinc

3 comentarios:

Elizabeth Wojnarowicz dijo...

Se nos fue otro de los grandes pero estoy segura de que lo vamos a seguir escuchando entre las ramas de los árboles, junto a los pájaros de colores.

Dafne Ink dijo...

Qué tristeza, amigo... ayer me decia que la ventana estaba de gris, hoy me levanté cantando Chiquillada.
Abrazo, Gato querido.

Anónimo dijo...

Entro a tu blog y me extraña ser el 1er. gato que maulla por este tema, QUE TEMA!!SE MURIO EL SABALERO . . .
Y ahora? qué hacemos?, Q U É H A C E M O S ??, para peor sin aviso previo alguno. . .sin darnos un cachito de esperanzas, sin poder hacer nada, UN MASAZO, ayer a la mañana Uruguay entero se fué despertando con esa noticia horrible, a quién se le podía ocurrir que en plena primavera, un día 21 (el de la suerte), la VIEJA,PUTA Y FRÍA se metiera con él y lo tumbara sin avisar . . . y lo agarró solo nomás, mano a mano, sin testigos que atestiguaran . . .
No sé qué vamos a hacer sin él, el poeta uruguayo más dulce todos los tiempos.
Sólo sé si que hoy estamos TODOS TRISTES.
Beso inmenso querido Sabalero !!