sábado, 15 de marzo de 2008

Desconsolados III (Eduardo Darnauchans)


*Fotografía: Darnauchans © de Edbentos (http://www.flickr.com/photos/edbentos/)
Decía en el post anterior que un 7 de marzo, a las pocas horas de morir Germán Araújo... nacía Camilo. Y luego habrán nacido muchos más. Pero en otro 7 de marzo también se nos iba el Darno. El ciclo natural... o como diría Miguel Hernández, el rayo que no cesa. Holas y adioses. Partidas y llegadas. Llanto y abrazos... Ahora que ya pasó un año desde aquel tristísimo día, Eduardo Darnauchans... el “Darno”... sigue siendo junto a Zitarrosa, Cabrera y el Gato Stevens, la banda sonora de mi vida. Es cierto que cuando uno vive se va impregnando de sonidos, colores, paisajes y aromas. Esos mismos que ya no podremos dejar de escuchar, percibir, ver y oler porque son parte de nosotros mismos. Alguien dejó a modo de comentario en algún blog algo así como que (a Darnauchans) “sólo lo recordamos los que lo sentimos, no los que lo pronuncian.” Puede ser cierto en alguna medida. Pero confieso que me molestó. Y la verdad... es que no se el por qué... Será que me duele que a tipos como el Darno no lo sienta todo el mundo. Andá a saber... Hablando sobre Eduardo Mateo, ese otro duende que también se nos fue (cuánta muerte de gente tan querida, la putamadrequeloparió)... el “Corto” Buscaglia, decía que a Mateo lo sponsoreaba la muerte y agregaba irónicamente...
-Qué sponsor es la muerte en Uruguay, eh? Qué sponsor!-
Esa misma muerte a la que Darnauchans llamaba Señora Otra... la muy temida y nunca amada Señora Otra...
Como siempre y cada vez que alguien en España me pide que le grabe música uruguaya para conocernos un poco más, acudo a los de siempre... Darnauchans, Cabrera y Zitarrosa. La lista de músicos que podría incluir sería interminable... Mateo, Rada, Jaime Roos, Hugo Fattoruso, Dino y ... no pararía nunca. Pero el Darno, tiene que estar. El problema es el miedo que me entra... sabrá esa persona “saber” escuchar al Darno? Se detendrá aunque sea un minuto (más no le pido...) a razonar las letras del Bocha Benavídez y del propio Darnauchans? Será capaz de disfrutar los arreglos de Carlitos Da Silveira y Bernardo Aguerre? Y allá voy yo tratando de explicar lo que no se debe explicar... Aunque todos hablemos horas y horas sobre Darnauchans y el personaje que se subía al escenario, son muy pocos lo que pueden hacerlo a la hora de rescatar al ser humano. Al artista en toda su dimensión y con todo su compromiso. Al brechtniano, al comunista, al suicida eterno, al hombre de carne y hueso. Uno de ellos, de los pocos que puede hacerlo es mi Brother Macunaíma. Lo se. Y el Macu, ese tipo también comprometido con su tiempo, comunicador y poeta... habló. Y lo hizo justamente como se le habla a un amigo. Sin concesiones de ningún tipo, pero en el oído... bien bajito... tiernamente. Cuenta el Macu que se encontró hace pocos días atrás con Chichila, compañera de Eduardo durante muchos años. Ambos se confesaron sus tristecías por la ausencia del Darno. La misma Chichila a la que Darnauchans dedicó estos versos llenitos de ternura y aromas:
“y cuando desdía y nocha el mundo/ tras tu perfil/ lloviznan tus manos, magdalenas maravedís/ y entre los pechos/ de la noche maga/ sueños de cúrcuma y ajonjolí...”

Y yo aquí en Dénia... solo puedo decir que lo sigo extrañando. Que su ausencia no lo es en mi vida diaria. Quenoqueno... Que aquí, siempre habrá un lugar esperándolo. Aunque él ya lo sabe... porque cada tanto, su duende viaja desde Sansueña y me visita de vez en vez y de cuando en cuando.

Poema con espectro (escrito e interpretado por mi Brother Macunaíma)

powered by ODEO

Ni siquiera las flores - Eduardo Darnauchans

powered by ODEO

(No maldigas del alma que se ausenta,
dejando la memoria del suicida,
¿Quién sabe qué oleajes, qué tormentas,
lo alejaron de las playas de la vida?)

Un día, cuando decidas marcharte,
cuando no haya devolución,
enfrentando el camino solo irás
por el callejón

Nadie te esperará,
nadie te mirará
Nadie te esperará
nadie te mirará

Luego, en reducido encierro,
tus huesos estarán.
Vendrán a visitarte,
el día, la tarde, la noche

Nadie te esperará,
nadie te mirará.
Nadie te esperará,
nadie te mirará

Y vendrán las flores
Y vendrán las flores

Pero, sin pituitaria, sin ojos,
sin oídos, sin músculos, sin voz,
las flores no podrán
alegrarte la razón

Nadie te esperará,
nadie te mirará.
Nadie te esperará,
nadie te mirará.

Un día…
un día…
un día…

11 comentarios:

CASANDRA dijo...

Cuánto duele vivir.... a veces..!!!
Y cuando nos duele...como no entender y sentir al Darno??

amelie dijo...

Hoy no puedo decir gran cosa. Sólo que éste es un gran refugio para mi 'uruguashidad'. ¿Será que en alguna otra vida fui de allá? Gracias por regalarnos recetitas balsámicas para el alma. A Darno lo tengo demasiado dentro como para sacarlo hoy a pasear ... Un beso grande

Luciano dijo...

Hola Gato. Es muy hermosa esa canción. Pero poca gente debe tener ganas de escuchar lo que es cierto, lo que dice. Igual, a mi me hacía falta.
Saludos y espero que encuentres algo de consuelo.

El Gato dijo...

casandra:
Vos sabés que a mi me duelen las pérdidas y el olvido. Porque como decía Miguel Hernandez "No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta..."
Un beso grande.

amelie:
Me encanta eso de tu "uruguashidad".
Tengo pendiente escribir un post sobre eso. Recuerdo aquella foto que sacaste en Montevideo cuando fuiste a la presentación de un libro sobre Idea Vilariño.
Otro beso grande para vos.

luciano:
Motoneten!!! Qué alegría viejo!
Siempre será motivo de alegría tu visita. Usted sabe que yo voy a su casa muy seguido, aunque no ande dejando comentarios por ahí. Le mando un abrazo.

María Inés dijo...

Gato:
Se nos mueren los ídolos,
pero los que abrevan el alma,
los que con compromiso,
pusieron la palabra en medio del silencio...
No sintamos tristeza,
hablemos mejor de emoción,
profunda,
de la que estruja el alma,
y hagamos de todos ellos seres eternos con nuestro recuerdo,
con nuestro amor...
La pucha que se están yendo,
me pregunto ¿Habrá relevo?
O el dolor nos envuelve más porque no vemos nacer otros que nos llenen el alma...
No tengo hoy la respuesta...

Gabriel dijo...

Gabriel!

La primera vez que escuché al darno fue allá por mis 17, una novia de aquella época me prestó un cassette gastado y me dijo:" escuchá a este tipo, él es mi zitarrosa" , con ella no nos vimos nunca más, me hice dueño de aquel cassette y sansueña nunca dejó de rodar...

Qué más decir sobre el darno? fue quien me enseñó a soñar, a querer ser un songwriter, como él, como dylan como cohen, a comprarme casi toda la discografía de Bob para poder comentarla con él, luego en puppas, en aquellas tardes de invierno.

Un vez más me conmovés, y digo:
Qué más decir sobre el Gato??

gracias mil

gabriel

Luciano dijo...

"...los que con compromiso,
pusieron la palabra en medio del silencio..."
Eso es lo que es dificil de hacer.

No importan los comentarios,me di cuenta. Cuando necesito paz vengo acá, soy medio despelotado con los blogs, pero siempre me acuerdo de la gente. Y de paso te robo musica. je
Un abrazo.

El Gato dijo...

maría inés:
Querida amiga! Como siempre una alegría verla por estos pagos.
Diste en el clavo...
Decís mucha cosa en tu comentario. Quizás sea esa duda sobre si habrá relevos lo que me carcome. Y está mal. Cada tiempo tiene sus protagonistas. Negarlo sería creer en aquello que un filósofo trasnochado del capitalismo cuando dijo que con la caída del socialismo se había llegado al "fin de la historia".
Nada más patético.
Te mando un beso grande.

gabriel:
Con usted tengo una deuda grande. Enorme...
En los próximos días tendrá noticias mías.
Se de tus encuentros con el Darno.
Se también de tu enorme talento.
Pero sobre todo, de tu sensibilidad.
Lo cual no es poca cosa.
Que va a ser...
Un abrazo grande desde Denia y hágame un favor, cuando vaya por Florianópolis... deténgase un minuto en la praza XV de Novembro y regálele jazmines a las damas que pasen por el lugar en mi nombre.

luciano:
Tenés razón.
María Inés lo describió como ella sola sabe hacerlo.
Los comentarios? Y a mi me pasa igual. Yo también soy muy despelotado, pero también me acuerdo de la buena gente como usted. Si necesita paz y acá la encuentra, ya sabe...
no tiene más que golpear las manos, la puerta está siempre abierta.
Que vuele otro abrazo a la Irlanda más verde que nunca por estos días.

Gabriel dijo...

Gabriel!!

Cómo es eso de "deuda" conmigo??
Mire amigo, la única deuda, o mejor, el único "compromiso" que usted tiene con nosotros, es justamente el de no parar de escribirnos, de acompañarnos, de decir las cosas como sólo usted sabe.

Gracias por los elogios, creo que la emoción nos conecta, ese puente que aunque esté en peligro de derrumbe permanente, nos sigue juntando a pesar de la distancia y de los idas y vueltas de esta vida "moderna".

El año pasado estuve en floripa, justamente sentado como 1 hora en en la plaza XV de Novembro a la salida del consulado. Entonces "Deixa comigo" que yo me encargo de los jazmines!

Un abrazo Gato!

gabriel

El Gato dijo...

gabriel:
Oiga! Me va a hacer poner colorado. Pare, quiere? Justo ahora que no llegan al 10% me va a hacer poner colorado...
Yo le decía que tenía una deuda con usted, pero se lo decía por lo de los jazmines! A cuánto el ramito?
Ah... si tendré historias para contar de esa plaza!!!
Ojo que le estoy hablando de 25 años atrás...
Cuídese. Le mando otro abrazo.

Anónimo dijo...

Entro aquí y me encuentro con una de tantas fotografías que tome de Eduardo Darnauchan durante tantos años.
Gracias por publicarla, son para eso.
Eduardo Acosta Bentos
Mi homenaje al AMIGO !