jueves, 27 de marzo de 2008

Paisito - Mario Benedetti


Estoy de fiesta... para mi cumpleaños, Marcelo me regaló “Vivir adrede”, el último libro de Mario Benedetti. Prácticamente lo leí de una... Dirán algunos críticos literarios que no es una de las mejores obras de Don Mario. Pero sí una de las más entrañables, agrego yo. Es como si “El Viejo” te hablara con un café por medio, reflexionando sobre la vida. Ni más ni menos.
Personalmente y no se bien cual es el motivo, pero desde que me fui del Uruguay, me negué sistemáticamente a llamar “paisito” a nuestro país. Asumo totalmente que es un término que está por demás impuesto. Sobre todo en la diáspora. Cuando alguien dice “paisito” no necesita dar más explicaciones. Todos sabemos a que se refiere.
Al llegar a la página 122 del libro, encontré el siguiente texto. Lo leí varias veces... una vez más, Benedetti sirve como vínculo para reconciliarme con ciertas cosas...

Paisito

Cuando hablo de mi patria yo prefiero decir paisito. Decir, pensar y sentir. En la inmensidad del universo, la tierra donde nacimos en una menudencia, la expresión cifrada de lo pequeño, algo que se cuela en la geografía, y apenas hace buches con el mar.
En su poquito de presencia terrestre cabe pese a todo la sonrisa, abandonada entre los árboles y vigilada por la Vía Láctea.
Aquí se es feliz sin escándalo y desgraciado sin apuro. El paisito es un bocadillo entre dos gigantes. Nosotros, a lo sumo, somos la primaverita de lo hispano, una comarca casi adolescente. Los pájaros nos atraviesan en un soplo y se van a contar nuestra pequeñez en otros nidos.
A veces nos creemos grandes porque tuvimos un Maracaná, pero ahora, de nuevo minúsculos, luchamos por salir de abajo. Pero no hay que quejarse. Parimos a Artigas y tal vez a Gardel, y no es poca cosa. Ni uno ni otro descenderán nunca a segunda división. Y como no nos atrevemos a gritar Hurra, digamos Hurrita.

*Vivir adrede – Mario Benedetti (Edición Alfaguara)

11 comentarios:

Lucía.uy dijo...

....yo no tuve tu suerte y me lo compré nomás!.....pienso igual que vos.....es un libro diferente, del viejo,es "poesía contada" con un café por medio o un mate, bajo una palmera de la rambla....fijate el 71. Delirios:

" Los delirantes pasamos al lado de la muerte y le hacemos un guiño. Nos movemos como si fuéramos eternos, sin tomar precausiones, más o menos sonámbulos, festejando los rayos y los truenos, y mirando a través de la lluvia.
Los delirios son premios, vida entre paréntesis, pero cuando el paréntesis se cierra y regresamos a lo cotidiano, a lo cabal, a lo de siempre,sentimos entre pecho y espalda una aguda nostalgia del delirio"......

No pierde su esencia! siempre tocándonos el alma con la sencillez de sus letras.

un abrazo, Lucía

P.D. El acto estuvo muy bueno...y allá nos fuimos con las "tacuaras" siempre guardadas para la ocación.

amelie dijo...

Mi querido amigo utópico: sin palabras y, como siempre, con lágrimas en los ojos por sus palabras. Primero encontré su firma en mi rinconcito naranja (ya le dejé correspondiente mensaje en su nuevo flog) y ahora leo esto...
En mi viaje de noviembre-diciembre al paisito (yo sí, quizá por ser de fuera, reivindico ese GRAN nombrecito) lo compré en Tristán Narvaja. Me emocionó porque, según lo abrí, encontré un relato sobre un ascensor y otro sobre unas manos (ambos tanto que ver con mi historia personal) y decidí comprarlo, claro. Cuál fue mi sorpresa cuando, en febrero, también por mi cumpleaños (como usted), una de las invitadas a mi fiesta (que no me conocía de nada) llegó con ese libro también bajo el brazo, en este caso la edición española (que es la que usted tiene, diferente de la uruguaya).
Le invito a visitar esta parte del rinconcito...
http://www.fotolog.com/elrincondeamelie/25231049

fernando dijo...

casuales casualidades... cantaba Amaro...
en diciembre, para mi cumplea�o 46 una amiga me regalo el mismo libro,ser� que lo venden como obsequio para cumplea�os? O ser� como dice Don Mario...que todo es adrede, y adrede nos regalan joyitas para sobrevivir?
Felicidades Gato, Amelie y a todos los que le regalaron el libro para su cumplea�o. Sanyo

El Gato dijo...

lucía:
Oiga... en serio llevó las tacuaras? Lo parió... Estuve buscando donde leer los discursos pero no pude encontrar nada. Solo vi fotos y parece que fue grande.
Mística... eso me olvidé de citar en el blog. Debemos recuperar la mística. Yo me entiendo...
En cuanto a "Vivir adrede" estamos totalmente de acuerdo. Ahora yo le recomiendo otro pasaje. Buscá en Adrede el Nro. 21 (Ascensor).
Buenísimo, no?
Un abrazo de tacuara.

amelie:
Lo más importante viene cuando el viento deja de soplar... Comprobar lo que nos trajo y también aquello que se voló. (Una pelotudez, pero no me diga que no suena trascendente)
Por acá meta viento del Levante...
Oiga, usted está más que autorizada a utilizar la palabra "paisito", faltaba más.
Beso grande.

fernando:
Así que a vos también te lo regalaron! Pobre lucía... parece que es la única que se tuvo que comprar el libro. Eso le pasa por no invitar con torta a la visita.
Parece que sí, será que todo es adrede nomás.
Un abrazo, loco (y espero que estés mejor de tus nanas.)

Lucía.uy dijo...

Si,Don!
Las tacuaras, están en casa de mi vieja y una de "mis tías";ya son reliquia familiar.
Le cuento. Viven en una casa antigua, la de techos altos y zaguan, recuerda?
Bueno, mejor que recuerde! porque entonces recordará que los techos son tan altos, que perfectamente albergan las cañas lo más bien!

.....sigo, esas cañas- no sé ya que punta de años tienen- al principio de los tiempos, quedaban con las banderas colgando todo el año, en un ángulo del famoso "patio".
Iluminadas siempre por la luz de la claraboya, al firme; pero como eramos muchos ( 5 hermanos, padre,madre, abuela y tía), la única que lucía todo el año colgadita era la roja-azul y blanca _ si la vieras! está hecha trapo la pobre, pero está!- además, la hizo mi vieja (me paro para decirte esto! jajajajajajaja).

Mirá todo lo que te escribí,para decirte dónde guardamos las tacuaras! jajajajajajaja.....
Termino acá porque si no te vas a arrepentir de haberme dado confianza! jajajajajajajaja......

ya estás en mis lugarcitos Daniel, y menos mal que no te llamás Juan Eduardo! jajajajaja.....(por lo del ascensor!)

Un gran alegría haberte encontrado!

Lucía.

P.D. tengo que decirte esto.jajajajajaja.....en este último acto, tuve que sacar de la punta de una de las cañas, una media, si, una media rellena de trapos, que mi vieja le había puesto: "es para sacar las telarañas,de allá arriba, no ves que no llego!" declaró la Doña.

El Gato dijo...

Daniel? No... acá no vive. No estará equivocada? Yo conozco un Daniel pero vive en el piso de abajo. Ahora lo más seguro que no esté. Pssseee... debe ser ese el Daniel que usted busca. No, no se preocupe, faltaba más. Si quiere esperarlo al Daniel yo igual le abro. Usted no será una vendedora ambulante o testigo de jehová, no?

CASANDRA dijo...

No tengo el libro y lo quiero leer... tendré que esperar a ver que pasa el proximo 2 de junio??? Bueno dejo un abrazo a todos.

Lucía.uy dijo...

Nuuuuuuuuuuuuu (o sea no! jajajaja),
estoy juango a ring-raje!! jajajajaja....

Casandra: te lo presto cuando quieras!! está a tu disposición.

Abrazo para ambos. Lucía

El Gato dijo...

casandra:
Yo soy un desastre para los cumpleaños, se me vienen las fechas encima y a veces me doy cuenta tarde. Así que aceptá el préstamo de Lucía... a no ser que me lo recuerdes un mes antes.
Un beso.

Luciano dijo...

Ja. El paisito. Ya dije que cuando vuelva al otro lado del río voy a visitar ese gran pais. Hermoso el texto de Benedetti, quién pudiera hablar así.

El Gato dijo...

luciano:
cuando vaya por Montevideo, avise. Pero para que vaya anotando le paso algunos piques...
caminar por la av. 19 de abril un domingo de otoño. (además si justo ese día hay partido en el Saroldi, usted va y entra).
Comerse un buen chivito en lo de del "Gordo" Marcos...
Si es en verano... Pasar el sábado de mañana tumbado en la arena de Playa Honda, frente a donde desemboca la calle Missouri. Después subir por esa misma calle y oler los jazmines que están en el 1539 (los planté yo con mi viejo)...
Después le paso más piques...