lunes, 12 de enero de 2009

Angel Gonzalez

(Angel González y Caballero Bonald en el Café Gijón de Madrid) Foto: elpaís.es

El pasado 12 de diciembre escribí:

Fueron 8 días con sus noches enteras... entre cortinas blancas, sábanas blancas, uniformes blancos, luces blancas... Pero entre blancura, por las noches... la Señora Otra se vestía de negro. Y vaya si se vestía de negro... Cómo no! No hubo una sola noche, no... no la hubo... en que no muriera alguno de los que allí estábamos. Porque uno ahí, se muere de a poquito. Aunque las medicinas, el afecto de los seres queridos, la mirada de tus hijos, la caricia de tu mujer... todo eso al final te saque de ahí dentro... uno ya no es el mismo. Ya no podrás ser el mismo de antes. Tanto dolor... tanta muerte... Y ahí es cuando acudían ellos, mis amigos... Un ejército de locos, poetas, perdedores, desconsolados... mis amigos. Mis viejos fantasmas... Una tarde de esas en los que entre medio de tanto valium estaba escuchando Radio Nacional de España (rne), me pareció escuchar la voz de Angel González... Justamente se está por cumplir el primer año de su no-vida. Y sí.... era ese viejo poeta asturiano, militante de la vida, borracho y tierno como nadie... diciéndome bajito a través de los auriculares: “...un escombro tenaz, que se resiste a su ruina, que lucha contra el viento, que avanza por caminos que no llevan a ningún sitio. El éxito de todos los fracasos. La enloquecida fuerza del desaliento...”

Hoy se cumple exactamente 1 año desde aquel día en que el poeta asturiano salió de gira(*).
Hace unos días recibí un correo de la producción de “El ojo crítico” de Radio Nacional de España.
En el correo venía un archivo de audio...Es el homenaje del programa al poeta Angel González con motivo del lanzamiento de un audiolibro con la voz del autor recitando sus poemas. Aparece también su gran amigo, el poeta valenciano Francisco Brines evocándolo.
Quizás sea porque yo estaba envuelto en toda aquella tristeza de hospital... semidormido por los efectos del Valium, pero aquellas voces me transportaron a un lugar desconocido... fuera del hospital y eso lo agradeceré eternamente.
Aquí está el audio, vale la pena escucharlo...



Hace también unos cuantos días que sabiendo que mi primo el Joaquín Sabina había adoptado a Angel González como precisamente... su ángel, los junté en una de las poesías que más emoción me provocan. Justamente en estos tiempos que corren, que no serán con olores de hospital pero sí de tormentas internas... y vaya que llueve...
Angel González, llamado por muchos el poeta del compromiso, perteneció a la llamada “Generación del 50”...



Esperanza

Esperanza,
araña negra del atardecer.
Te paras
no lejos de mi cuerpo
abandonado, andas
en torno a mí,
tejiendo, rápida,
inconsistentes hilos invisibles,
te acercas, obstinada,
y me acaricias casi con tu sombra
pesada
y leve a un tiempo.

Agazapada
bajo las piedras y las horas,
esperaste, paciente, la llegada
de esta tarde
en la que nada
es ya posible...
Mi corazón:
tu nido.
Muerde en él, esperanza.

(*) Macu: A esta altura, como comprenderás ya me apoderé de tu otra forma de decir que uno no se muere así como así...

Agradecimientos:

Al programa “El Ojo Crítico” de RNE que se emite por Radio 1 de lunes a viernes a las 19hs. presentado por Laura Barrachina y Jordi Barcia.
Se puede escuchar en directo o revisar el archivo de voces en:
http://www.rtve.es/radio/

Otras entradas sobre Angel González en El Gato:
http://elgatoutopico.blogspot.com/2008/12/mis-fantasmas-la-luna-y-yo.html
http://elgatoutopico.blogspot.com/2008/01/bendito-seas-angel-gonzlez.html

2 comentarios:

Dafne Ink dijo...

Uy don gato!! yo siempre distraída, siempre tarde, pero qué suerte que lo encuentro, que se me ocurrió: "y si en una de ésas?". Vuelve ud. a mi barra via feed.
Feliz añooooooo!!!!!
Qué alegría, vio, ya casi me había resignado. Miraba la barra y faltaba,me faltaba. Vuelvo a chequear con alegría!!

negrogaston dijo...

Nacemos??... o del vamos ya vamos muriendo??.. Esto puede sonar desde ironico, cursi, sensiblero, idiota o cuasi academico. No se si me gusta ...de verdad... Pero lo llevo introsi. Y me lo fumo igual. En realidad con el yeito del yin y el yan hasta me llega a parecer natural... pero raro para aceptarlo. (o no?)

Agazapada
bajo las piedras y las horas,
esperaste, paciente, la llegada
de esta tarde
en la que nada
es ya posible...
Mi corazón:
tu nido.
Muerde en él, esperanza.

Solo eso.