viernes, 30 de enero de 2009

Las olas del alma...


Canción Suicida (Luis García Montero)

No obedece el futuro,
ni el pasado obedece,
ni siquiera los días
contables del presente.

Tampoco las palabras
escritas obedecen.
Son un destino al margen,
unas canciones débiles,

como las caracolas
tocadas de cipreses
que dejan en el viento
las verdades sin suerte.

No obedecen las cartas.
La escopeta obedece
el enigma que sufren
los relojes de nieve.

Porque el tiempo es un curso
sin corazón ni leyes
que olvida las historias
y jamás obedece.

Obedeció el disparo
del suicida en la frente.
Allí, junto a sus cosas,
le obedeció la muerte.




Ni siquiera las flores - Eduardo Darnauchans

No maldigas del alma que se ausenta, dejando la memoria del suicida...
¿Quién sabe qué oleajes, qué tormentas, lo alejaron de las playas de la vida?

Un día, cuando decidas marcharte,
cuando no haya devolución,
enfrentando el camino solo irás
por el callejón

Nadie te esperará,
nadie te mirará
Nadie te esperará
nadie te mirará

Luego, en reducido encierro,
tus huesos estarán.
Vendrán a visitarte,
el día, la tarde, la noche

Nadie te esperará,
nadie te mirará.
Nadie te esperará,
nadie te mirará

Y vendrán las flores
Y vendrán las flores

Pero, sin pituitaria, sin ojos,
sin oídos, sin músculos, sin voz,
las flores no podrán
alegrarte la razón

Nadie te esperará,
nadie te mirará.
Nadie te esperará,
nadie te mirará.

Un día…
un día…
un día…

8 comentarios:

FLACA dijo...

¡Pah!, Gato,cómo estás hoy. El Darno es triste, TRISTE. Aunque - como dice Sonia Breccia siempre- "nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio" (¿de quién es esta frase?).
Estoy segura de que si escarbamos un poquito también estuvimos en El Circular (¿habrá sido en el 84?)escuchando y viendo a Darnauchans, cuando en el medio de la Sala 1, iluminado por un único reflector, cantaba solito con su guitarra.Allí fue cuando me cantó por primera vez la "Balada para una mujer Flaca", y desde ese momento lo adoré.

Por si te alegra un poco: sigue lloviendo, el Mago (léase Tabaré) hizo llover (pa' los contra). Un beso.

El Gato dijo...

Flaca:
Discrepo con aquellos que piensan que el Darno es triste...
El Darno es entrañable.
De las entrañas, digo...
Junto a Fernando Cabrera y tantos más, la banda sonora de mi vida.
Como el tío Joanito, aquel que canta:

"Cuentale a tu corazon
que existe siempre una razon
escondida en cada gesto
del derecho y del reves
uno siempre es lo que es
y anda siempre con lo puesto
Nunca es triste la verdad
lo que no tiene es remedio..."

Sobre la lluvia, no sabe cuanto me alegra...

"cuando se pone todo gris
del cielo comienza a caer
una llovizna de oro azul
la gente comienza a correr.

llueve para todos igual
el pobre se mojo pero el rico tambien
para unos es la bendicion
para otros es un dia cruel

los campos piden de ese pan
cansados ya de tanta sed
y yo me siento muy feliz
se limpia el mundo un poco mas...

*joder con este teclado que no me deja poner los tildes...

Un beso y saludeme a los suyos

Le Santi dijo...

Qué dos pedazos de texto!!!! Qué va a ser triste el Darno. Es el Darno. Verdadero siempre. "Pues amarga la verdad, quiero echarla de mi boca",como decía Quevedo y cantaba el Paco.
Y esa canción de García Montero es un hermosura, no hay una letra de más, belleza pura y verdad pura. Sí, no es muy vanguardista ese poema, es la poesía de siempre, desde las tripas. ¿Es que acaso hay otra?

Mary Poppins dijo...

estoy buscando gente con el mismo perfil musical para ampliar mis visitantes.

La musica habla mucho de nosotros, no?

Yo soy argentina y vivo en Espana

te invito a visitar mi blog y a compartir la musica

Fan de Astor
saludos

El Gato dijo...

Santi:
Que lo parió, no?
Ahora... resulta que algunas voces cercanas me han dicho que esto parece una apología al suicidio...
Nada que ver.
Amo profundamente la vida, lo vivido y todo lo por vivir.
Simplemente que por causa o destino, también admiro la ética del suicida, que no es otra que la misma de los perdedores.
Pero para qué carajo aclarar lo que ya está claro?

Gabriel dijo...

Gabriel!!

Loco, gracias al Darno, todavía estoy aquí, aunque suene un poco cursi. No hay canciones tristes ni mucho menos músicos tristes, trites somos nosotros, en nuestra limitada visión y apreciación del arte.

El que se enfrenta a sí mismo, tan sólo con una lapicera y una hoja en blanco, más que triste es un héroe. Y si le pone voz y guitarra... ya somos cómplices.

Un abrazo, tocayo!!

Gabriel

Luciano dijo...

Qué temazo, me hizo lagrimear por un amigo que se lo llevó el oleaje apenas me fuí de Argentina. Nunca voy a saber.

Anónimo dijo...

El Darno era un grande sus canciones una inspiracion a la vida ,aprendi a escucharlo a traves de mi querido hermano tu tocayo que esta en Brasil-besos soy uruguaya ARRIBA EL DARNO !!!!