domingo, 3 de enero de 2010

El tiempo está después...



El tiempo está después - Fernando Cabrera


"La primavera en aquel barrio
se llama soledad
se llama gritos de ternura
pidiendo para entrar
y en el apuro está lloviendo
ya no se apretarán
mis lágrimas en tus bolsillos
cambiaste de sacón..."


Ojalá tengas razón Cabrera... ojalá.
Ahora que los dos cambiamos de sacón, tal vez sea cierto aquello de que un día nos encontraremos en otro carnaval.
Y si en verdad sucede, entonces habremos tenido suerte si aprendimos
que no hubo ningún lugar,
que no hubo ningún atracadero,
que haya podido disolver
en su escondite lo que fuimos...

El tiempo está después.

Pero acaso se puede detener el tiempo?

Es cierto que vengo de un país donde clavamos el tiempo en un cartel... es cierto.
Pero acaso podremos detener el tiempo?
Este tiempo, digo... por hablar del tiempo nomás.
El de las horas que pasan lentas.
El de las horas que pasan desparramando soledad.
El que a las horas pares me hace preguntas desde el espejo.
El mismo que a las horas impares me dice que sin el sacón...
me muero de frío.
Y de amor.
Quizás sea la mejor de todas las muertes.

Creo que era Einstein quien decía que cuando uno recurre a una cita o a un ejemplo
es cuando ya se terminó el intercambio de ideas y se acerca el final.
Acudo entonces a Alfredo Zitarrosa.
El Flaco decía que se podía morir de rabia o de algún violento amor.
Y él, prefería que fuera de amor, sin duda.

Sí, definitivamente yo también prefiero que sea de un violento amor.
Entonces Cabrera, ojalá tengas razón.
Porque cuando pasen los días, meses y tal vez los años
nosotros los de entonces, ya no seremos los mismos...

"Un día nos encontraremos
en otro carnaval
tendremos suerte si aprendemos
que no hay ningún rincón
que no hay ningún atracadero
que pueda disolver
en su escondite lo que fuimos
el tiempo está después..."
El tiempo está después - Fernando Cabrera

4 comentarios:

amelie dijo...

Gran tema, amigo (en su doble vertiente: el tema de Cabrera y el tema del tiempo). Lástima que hace tiempo que prefiero no escuchar esta canción, porque me pone muy triste. Será que me di cuenta de que, por mucho que el tiempo esté después, hay que vivir el presente y vivirlo con todo...

Te mando un beso enorme en este comienzo de año y te deseo lo mejor para los tiempos que se vienen.

Tamara dijo...

Ves, debería irme calladita, pero no puedo evitar reiterarte que estos últimos post tuyos tocan mi realidad de una forma increible, este tema lo vengo tarareando hace un par de meses, que buen tema, triste, si, pero tiene un trasfondo esperanzador también... Y claro, me quedo con la idea de Zitarrosa...
Un abrazo y lo mejor para este nuevo año...

Santi el de Los Divagues dijo...

Loco, vos sabés que ese tema de Cabrera es para mí un himno. Una genialidad del tipo. Como tantas que ha tenido. Y más viejo te ponés y más cosas te pasan, más parece que el loco te habla a vos.
Y es tan profundo el Fernando, que siempre hay algo que se nos escapa, que nos queda para depués, cuando nos vamos encontrando con el tiempo.

Miles, pero miles de tipos se pasan la vida diciendo ser poetas y no consiguen nunca un solo verso como estos de Fernando, que salen de las tripas.
Hay quien no se da cuenta todavía. Estarán esperando que se muera.

Bea dijo...

Suscribo todo lo que dice el Santi.
Hay gente que se queda solamente en las melodías y superficialmente en las letras. pero que Fernando es un gran poeta, quién lo puede discutir?
Yo lo escucho y lo escucho (para que su voz caprina no me moleste), y siempre le encuentro más vericuetos y secretos a sus letras.

Estoy (como siempre), a tu lado Gatito. Te quiero.