domingo, 16 de mayo de 2010

Eduardo Mateo... amigo lindo del alma


Sí Mateo, a vos te digo... Si hubieras nacido en Minnesota habrías sido como el Tío Bob.
Pero no… como canta Daniel Amaro… “casuales casualidades, me llevaron a nacer en un lugar escondido, tan chatito y tan perdido que en el mapa no se ve...”
Cuando te fuiste de gira, un día como hoy pero de hace 20 años, resultó que todo el mundo había sido amigo tuyo, todos te conocían, iban a tus conciertos, compraban tus discos… Justo vos, que tenías que ir a pedirle 100 mangos al Jaime para poder comer un plato caliente de comida.
Cuántas canciones Mateo?
Cuántos sonidos salidos de ese corazón?
Porque vos no tenías cabeza… nunca la tuviste. Lo tuyo era tan pero tan natural que aún hoy me sigue asombrando. Sabés cuántos músicos darían años de su vida para poder componer Yu-le-lé? O la música a esa belleza de letra hecha por el entrañable Horacio “Corto” Buscaglia (Salud Corto!) llamada “Príncipe Azul”… Vos sabés Mateo? Acaso tenés idea de cuántos de nosotros y hablo en nombre de mi generación, acunamos a nuestros hijos con esos acordes?



Hoy, 20 años después y aquí en Madrid, cuando este domingo ya empieza a hacerse noche, me seguís emocionando.
Y pasan dos cosas, loco… dos cosas. La primera de ellas es saber que uno y pese a todo, no ha perdido la capacidad de emocionarse.
Y dos... cometí el error de grabarle a un buen amigo español varias canciones tuyas… Joder Mateo, ahora no doy a basto con los pedidos.

El otro día, mientras viajaba en el metro, iba escuchándote… “Cuidado que viene gente que suave se mueve/corazón no puede más/si esto sigue seguirán/cuando lleguen morirán/pedirán más…/Yu lee...leie/Yulelé/
y la sonrisa se me caía de los bolsillos…



Me hacés bien, loco… me seguís haciendo bien. Como cuando llega el tiempo de los cueros y se me aparece tu “Mama vieja” o el “Amigo lindo del alma/tersura de mi candil/encuentros en las Llamadas/y en una te quiero a tí…/

Y por no hablarte cuando en cada uno de mis fracasos acudían Dianne Denoir, Rada y vos… y me cantaban bajito al oído “más que ternura tienen tus ojos tristes/penas/más que cansadas quedan tus manos chicas… muertas/más que agotado quedas pensando triste/solo/y en un rincón te quedas mientras un llanto asoma.../

Y no sigo loco… ya te lo dije, si hubieras nacido en Minnesota…

Allá donde estés, seguramente en la más linda de todas las estrellas, hacia allí miraré esta noche y como en cada uno de estos años, brindaré por vos.
Que te quiero mucho Mateo, pero mucho.

- - - - - - -

El siguiente video es imperdible, aún para aquellos que no conocen la obra de Eduardo Mateo. El "Corto" Buscaglia amigo y cómplice, Jaime Roos y Hugo Fattoruso, hablan sobre Mateo, quien además aparece en filmaciones inéditas.

3 comentarios:

Marple dijo...

En esto sí que estoy de acuerdo contigo.
Si no fuera por mi hijo no lo conocería a Mateo. Es decir, hace pocos años que lo escucho. He leído todo lo que he encontrado sobre él.
Es un tipo que lleva a decirle, naturalmente, lo que vos dijiste: "te quiero mucho".
Ya no importa si no fue suficientemente reconocido en vida, creo que no le importaba en absoluto. Vivir "a contramano" es privilegio de pocos.

Daniel dijo...

Ya quisiera yo - pura vanidad y egocentrismo hasta el estado póstumo - ke cuando las diñe, alguien me recuerde con el cariño, el respeto, y la admiración con que tú, Gato Lindo, rememoras y aun vives, al Gran Edu Mateo.
Un Buen Amigo Español.

El Gato dijo...

Marple:
Pero mujer... yo estoy seguro que estamos de acuerdo en muchísimas más cosas. Que bonito lo que contás de Mateo. Me imagino al loco sonriendo al escucharte decir que llegaste a él a través de tu hijo. Y mirá que me quedo con tu frase final... Vivir a contramano es privilegio de pocos. Un beso grande.

Dany:
Qué alegría hermanito verte por estos pagos... Cuántas cosas compartidas contigo en tan poco tiempo. Pero de una cosa quedate tranquilo... seguro que tendrás que ser tú quien escriba sobre mí cuando me vaya de gira... Para el español que más sabe de música y para el alma del Libertad 8... mi mejor abrazo.
Da