martes, 15 de septiembre de 2009

Mario... Feliz Cumpleaños!

Estaba esperando este día... 14 de setiembre... lo estaba esperando.
Desde que te fuiste de gira, al decir del Macu, fue tanto el dolor... por eso necesitábamos juntarnos para festejar tu cumpleaños.
Viejo y querido Mario... hace tan poco que te fuiste y nos duele tanto tu ausencia.
Viejo querido... esta noche desde Dénia levanto mi mejor copa a las estrellas... Salud!



Voz: Mario Benedetti
Música: Mejor me voy (Mateo) x Rada y Despedida por Jaime Roos.
*********************

Chau Nro. 3

Te dejo con tu vida
tu trabajo
tu gente
con tus puestas de sol
y tus amaneceres.

Sembrando tu confianza
te dejo junto al mundo
derrotando imposibles
segura sin seguro.

Te dejo frente al mar
descifrándote sola
sin mi pregunta a ciegas
sin mi respuesta rota.

Te dejo sin mis dudas
pobres y malheridas
sin mis inmadureces
sin mi veteranía.

Pero tampoco creas
a pie juntillas todo
no creas nunca creas
este falso abandono.

Estaré donde menos
lo esperes
por ejemplo
en un árbol añoso
de oscuros cabeceos.

Estaré en un lejano
horizonte sin horas
en la huella del tacto
en tu sombra y mi sombra.

Estaré repartido
en cuatro o cinco pibes
de esos que vos mirás
y enseguida te siguen.

Y ojalá pueda estar
de tu sueño en la red
esperando tus ojos
y mirándote.

Foto: Eduardo Longoni (Poemas revelados)

4 comentarios:

Eduardo dijo...

Hola gato , yo tambien levanto una copa desde el sur por nuestro querido Mario . Lindos recuerdos me traen sus poemas . Gracias por siempre estar en el momento justo.

enrique dijo...

Qué tal Gabriel.

Justo el domingo recordaba con algunos amigos al eterno Mario, son esos tipos con los que compartes un almuerzo, unas copas de vino y con quienes se puede hablar de él.

Un abrazo enorme Gato y gracias por compartir estos momentos.

media luna dijo...

Yo venía a saludarte sin recordar que hoy es el cumpleaños de don Mario. Sé que es tu compatriota, pero Mario es un poco o un un mucho de todos cuanto amamos la poesía. Basta es chau nº 3 para comprenderlo.
Su muerte coincidió con otra muerte mía y no podré olvidar ya ninguna.
Bueno Gabriel, la verdad es que yo venía porque me dijo la Flaca que vivías en Denia. Denia es para mi el refugio de todas mis penas y el esplendor de todas mis alegrías. Siempre que puedo me escapo a la orilla de su mar Mediterráneo que también es un poco mío, como Mario, y respiro su aire y me lleno de energía. Quizá algun día podamos brindar juntos por Mario.
Un abrazo

..·: Anita :·.. dijo...

Wow...
releer su blog, y reencontrarlo justo con este post. Me llegó. Amaba, amo y amaré a Benedetti, sus palabras eran el alma de tantos de nosotros...