viernes, 29 de febrero de 2008

El ángel de la ginebra...


Como no ser agradecido? Cuando parece que todo se pierde, cuando duele el solo hecho de levantarse por la mañana sin saber como encarar la jornada, cuando uno piensa que se queda solo... entonces sucede que aparecen los amigos, los gestos, las emociones. Las mismas que no saben de distancias ni de fronteras. Capaces de cruzar océanos enteritos para posarse sobre tu ventana un lunes cualquiera y entonces, una vez más, como tantas otras veces, uno sale de nuevo a la cancha y con el 5 en la espalda. Y ya nada es igual, ni siquiera parecido.
A vos Macu... al querido amigo y compañero Macunaíma, gracias.

También a Julio García, que desde Madrid me manda un comentario que a puro prepo nomás, se transformó en post. El mismo Julio que es capaz de hacer una belleza de canción como “El ángel de la ginebra” a la que mi también amigo y compadre Carlos Vidal le pone voz y guitarra y el enorme Hugo Fattorusso, piano y acordeón.
Julio, besos y vasos para vos también.

El ángel de la ginebra (Julio García)
voz y guitarra: Carlos Vidal
piano y acordeón: Hugo Fattoruso

powered by ODEO

"Un domingo cualquiera, con la resaca del sábado, sin dormir...como si por azar dijéramos Rivera y A.Fleming...en la canchita de tierra al costado de la cañadita...jugando un picadito con el negro Rinaldi, el chino Griffin, el Lic. Estevez Griego, el flaco Sabino, el Pope Terevinto, el flaco Arys, el Vidal...y yo levantara la cabeza y mandara el centro diciéndo..."Tuya" Gabriel...no parece que fue ayer...fue ayer y hoy seguimos siendo los mismos...como decímos con mi hermano Carlos Vidal..."somo'amigos desde que no éramos nadie y ahora que somos menos, somos más amigos"...dormíamos en el mismo cuarto y a veces, después de 3 días sin vernos, Carlos llegaba una noche como a las 3 o 4 de la madrugada, encendiendo luces, golpeando puertas, abriendo todos los cajones de todos los muebles...y por si hacía falta algo más sin querer pateaba mi cama mientras me preguntaba...Tas despierto Julito?...para que ya vengo, y volvía con un Resero Blanco bien frappé y empezaba a leerme a Benedetti, Cortázar, Galeano antes de que cada uno cazara una viola y nos pusieramos a zapar un rato...después de esas terapias de "Comité de Vaso" tambien costaba mucho abrir la cortina y saber que es de día...si habrá historias y Utopías para compartir aún...a lo mejor somos unos pocos locos...pocos pero bien montaos...y el zoronca tiene espacio para mi hermano mayor Carlos Vidal, incluidos Betty y Heraclio, padres postizos que me regalò la vida...para Marcelo Sena mi hermano menor, y toda su flía...para Jorge Velázquez, un tipo increíble...otro envidiado por muchos que es de los Muyala y los Larguero...el de la que "canta como ninguna"...a quien amo y admiro...Malena...la que me dió una inyección de primavera y me rescató cuando casi dejo la música a partir de la muerte de Alfredo...la de las largas trasnochadas en el "Pontevecchio" o en el "Sanjo"...riéndonos de nuestros miedos y curándonos del desamor...la que me prometió venir a tomarse unas cervezas en madrid éste año conmigo...te sugiero si hay sitio en el Gato Utópico, que le pidas a Marcelo Sena que haga de corresponsal desde montevideo ponièndonos al día con la música y vamos a ver si te puedo contactar con Gustavito Martinez, el Gnomo Floreal...para compartir su poesía con todos los felinos utópicos que andamos maullando por el mundo...como diría Hugo Fattoruso...Te espero, en la esquina del mundo que es montevideo...Besos y vasos, Julito."

2 comentarios:

CASANDRA dijo...

Como siempre un beso desde la esquina del mundo. (me encantó lo del comité de vaso...para no transcribir el resto)

El Gato dijo...

casandra:
Usted está más que invitada a formar parte de dicho comité.
Falta más...