miércoles, 2 de agosto de 2006

El Loco de la colina

Jesús Quintero, un tipo extraño que aún hoy, a casi 25 años de su primer programa de radio me sigue sorprendiendo. Actualmente tiene un programa en TVE (Televisión Española), llamado El Loco de la colina. Sigue manteniendo sus rasgos más típicos, sus increíbles silencios frente al entrevistado pero sobre todo, mantiene el valor de decir lo que otros callan. Es quizás y creo que sin quizás, el único programa de la televisión española en donde se respira cultura y compromiso. En cada programa y sin proponérselo, el viejo Perro Verde hoy transformado en El Loco de la Colina, te deja pensando y eso, en los tiempos que corren y más aún a través de la TV es digno de festejarlo. Hace ya varios años, Quintero se trasladó a Montevideo para realizar algunas entrevistas para El Perro Verde. Entre ellas, una memorable a Marta Gularte. Por aquellos tiempos, recuerdo que lo vi caminando por 18 de Julio un atardecer de invierno. Por un instante pensé ver la figura del caballero de delgada figura, solo que Sancho estaría quizás, comiéndose un chivito en La Pasiva de Ejido. Se me ocurrió publicar esto que sigue porque creo que si bien lo escribió hace ya muchos años, mantiene la vigencia de la utopía. Quizás esto es el mensaje para alguien, cuando es noche ya en Denia, esté en Líbano escuchando una y otra vez el sonido de las bombas que caen.

"Paciencia hermano, todo esto pasará.
Pasarán el paro, el hambre, la injusticia, la violencia, la carrera de armamentos, los bloques, los días y las noches de miedo y de miseria.
Pasarán la incomprensión, la intolerancia, el fanatismo, los valores eternos, los deberes, las órdenes, las leyes...
Pasarán los hombres cuyo nombre hoy es inevitable y las causas por las que se nos pide trabajar sin descanso y morir si es preciso.
Los Estados Unidos y la URSS pasarán como pasaron otros imperios, caerán como cayeron Persia, Roma o Cartago.
Pasarán las naciones y sus sagrados símbolos.
Pasarán los ejércitos, las guerras, las fronteras.
Pasarán la crisis, todas las crisis.
No hay tragedia que dure eternamente ni fiesta que no acabe.
Paciencia, hermano, sólo es cuestión de tiempo. Todo esto pasará... aunque ni tú ni nadie pueda tal vez contarlo."

Jesús Quintero.
El Loco de la Colina.

4 comentarios:

Gaby dijo...

Hola.Llegué aquí ya ni sé de dónde y me encontré con este artículo de Quintero, el ex perro verde.Tipo de los que asombran ,si los hay.
Me quedo con la afirmación:"Los Estados Unidos y la URSS pasarán como pasaron otros imperios, caerán como cayeron Persia, Roma o Cartago",como un deseo, porque demasiada destrucción hay como para que sigan con este negocio que es la guerra.
Saludos

Niboe dijo...

Esperemos que se derrumbe pronto el imperio de Estados Unidos, muchos países indefensos lo agradecerán. El ser campo de pruebas (y negocio sin escrúpulo alguno, claro) para la industría de la guerra es uno de los grandes misterios de la humanidad. Por lo menos, yo no lo entiendo. Salud.

El Gato dijo...

Niboe: Yo también espero que se derrumben los imperios. Pero antes de que esto ocurra... van a hacer un ruido! La guerra... la industria de la guerra no sabe de niños ni de civiles. Un abrazo.

El Gato dijo...

Gaby: De nuevo un honor que visites el blog.